poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La melodía ozna-ozna

jueves, 19 de junio de 2014

La melodía ozna-ozna

La melodía iba poco a poco invadiendo la instancia
intentado desatarla de los nudos que construyen el silencio y la añoranza
Y sin embargo ella seguía en la misma postura
respirando despacio, sintiendo latir su corazón con su reiterado trepidar
por su mente el mismo proverbio peregrinando
retándola a subir las escaleras que dirigen al desván
y allí entre las piezas que mantienen un desorden estudiado
que parecen nunca dormir, de puntillas volver a revivir los momentos
el memorial, las miradas penetrantes, melancólicas y deshabitadas que en ellas moraban
imperecederos amores como estrellas recubren por la noche el firmamento
haciendo a cada recoveco de su alma comprender
que a veces al ayer es preciso volver para poder dar explicación al hoy
hallar una razón para seguir soñando mañana
Hacer concordar el tiempo real con la sapidez envejecida del antes
Brujulear el motivo por el cual los encuentros solo valieron para intensificar los desencuentros
Reflexionar sobre las partidas de ajedrez quedadas en el aire
por acercar la mano con intención de mover el caballo o el alfil y quedar solo en ademán
en las décimas de segundo que tarda en caer al suelo una gota de agua
Reproducir las voces que la hicieron sentir que de ellas era el edredón que las arropaba
Los chirridos de las puertas que con decisión cerró tras de si
el deslizar de las ventanas que sin miedo al estar solo entreabiertas tuvo que abrir
para que la brisa entrara y oponiendo resistencia al que dirían lograr su designio cumplir.
Las resonancias de las emociones que dejan las despedidas trabadas en la garganta
La melodía iba poco a poco invadiendo la instancia
y ella dudaba si aceptar el reto y subir o seguir con la magia que su imaginación creaba
que la enseñaba a poner nombre a la historia de lo que perdió y gano
a los besos que otorgo, a los que ella no acepto, a los ambiguos
a los que la hicieron sentirse a salvo del dios del inframundo, Hades
Y al fin decidió dejarlos seguir durmiendo aunque jamás dormían
en aquel desván secreto que nadie, solo ella sabía que existía
con incorpóreas divisorias, donde moraban juguetes, fantasías de infancia
el huracán de la juventud , de la madurez el anagrama que no viene en ningún mapa
los mágicos instantes que vivió, dejando espacio para los que aún le quedan por vivir
la calidez del amor que la recuerda que existió ayer, que respira en el hoy
que seguirá albergando en el mañana.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1407091429236