poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : El anciano pescador ozna-ozna

miércoles, 22 de octubre de 2014

El anciano pescador ozna-ozna

El anciano pescador observaba fascinado la magia del sol, anhelando formar parte de el. En su zaguán yacer y en noches oscuras, transcribir la melodía de su partitura.
Suspiraba descubrir en su calidez la formula alquimista, para descifrar los misterios que el mar encierra.
La leyenda de las tormentas más antiguas de todos los tiempos, el arrumaco de terciopelo de los versos que sin ambigüedades, directos van al corazón, cual flechas.
El romanticismo de las sirenas, que en su apasionado y hechizado cantar, hacen sentir la necesidad de creer en los sueños que a la muerte y al silencio se enfrentan .
Al sentimiento de su vocablo, que le explique el porque de su espíritu aventurero, de que se compone el frescor de su impoluta esencia.
Miró hacía abajo y vio su rostro reflejado en el mar, roturado por el paso del tiempo, su pelo blanco, marcados en cada mechón  recuerdos, utopías que aburridas de esperar,se fueron a jugar, y desde entonces ya nada volvió a ser igual.
Sintiendo un nudo en la garganta, se dio cuenta que desde que tenía uso de razón jamás había visto hermanarse los pueblos.
Y sin embargo, si dirigentes ordenando hacer desaparecer majestuosas bibliotecas, moradoras de intelecto. Museos donde desnudos se aman el arte y  la belleza.
Versos y composiciones que antes de principiar a conversar, al concierto ponen punto final.
Tirar la llave de las moradas de piedra, donde residen durante milenios, originales partituras y pinturas que fascinan por su significado y magnificencia.
A testamentos escritos por puño y letra de sabios patriarcas, enmudecer sus lenguas.
Hacer que el grito del silencio mude a las personas en muñecos de trapo y cera, viajeros del tiempo sin alma, ni rostro, ni creencias
Con lentitud, acompañado por el murmullo de las olas cruzó el mar azul y desapareció detrás de la maraña de niebla, entre el resplandor de la luna que relevando al sol, arañaba la bóveda del cielo negro para salir a su encuentro,  y entre suspiros entrecortados impregnarle del aroma que por la noche transporta el viento de la tierra al mar, del mar a la tierra.
Recitarle el más candoroso de los versos. Confesarle que el destino, es el director que dirige el concierto, del nacimiento y la muerte, del amor y el desamor. El único alquimista que sabe la formula de que está compuesta la luz solar, las algas marinas,el llanto por la ausencia, la lluvia, la gallardía de las mareas y las tormentas.

Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1410232387111