poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : Lloran las cuerdas de una guitarra ozna-ozna

domingo, 12 de abril de 2015

Lloran las cuerdas de una guitarra ozna-ozna

Apoyadas en el segmento de madera lloran las cuerdas de nailon de una guitarra por la despedida de un alma que un día afloró sin precisar salvo conducto de unas entrañas, para luego mucho más tarde desvanecerse en las sombras y partir al lugar del que nunca jamás nadie retorna
Las cuerdas de la guitarra lloran por aquella alma que no aparecerán de ella en las crónicas, sus noches, ni sus días, sus quereres sinceros colmados de sentimiento, ni sus credenciales, ni su humilde y sencilla biografía
De la que nunca nadie sabrá la melancolía, los ocasos, los sueños, las dudas, las aventuras que se ocultaban tras su ahora apagada mirada
Si era de las ambiciones libre o subyugada
Si sus pies habían atravesado llanuras o desiertos arenosos deseando exiliarse o infelices por no querer de sus orígenes despedirse .
Si era gentil o rezaba todos los días.
Si era opaca o cristalina, O si estaba por la locura invadida.
Si ante el amor hechizado había sido cobarde o osada, libre o esclava.
Si sus labios por un beso sincero habían arriesgado todo o fueron pusilánimes
Si  de su boca manaba su verdad o la hipocresía .
La guitarra llora la despedida de aquella alma que nunca sera igual a ninguna otra, que en su sepelio no llevará ninguna corona de su patria, ni de su familia.
La despedida de aquella pobre alma que nunca nadie sabrá si sintió dolor, si en algún momento se sintió a su suerte abandonada, O marioneta movida por las manos del destino que al humano capitanea sin piedad, sin arrepentimiento, sin importarle los sentimientos, el vacío, ni la tristeza que pueda sentir el corazón.
Si en el final de su latido había encontrado la paz, si al desnudarse de la piel que la cubría y al cerrar la puerta de la vida había visto la luz, el cariño de niño, el amor anhelado, la calidez y ternura que vuelve a dar origen a la vida,
Las cuerdas de guitarra que sin de ella estar enamoradas, sienten inmensa pena y lloran por aquella alma amiga que no conocía el odio, ni por nunca nadie sintió inquina, que por ser tan reservada nunca nadie supo si era feliz, si sentía desconsuelo o padecía.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1504153849138