poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : Mientras ozna-ozna

sábado, 2 de mayo de 2015

Mientras ozna-ozna

Mientras encendía un cigarrillo lanzo una mirada a las nubes que hacían su propia caricatura en el cielo, y en ese momento en su mente nació un pensamiento.
Que si el amor un día irse decidiera, iría con ellas recorriendo los extremos del firmamento
Pues son las únicas que escuchan las locuras sin criticar
Las únicas que respetan las lagrimas que toman asiento en la soledad, los duelos y los silencios.
Y súbitamente sintió el deseo de hablarles del diseño de sus sueños, pero sabía que aunque su rostro mostraba impasibilidad, su voz, de sentimiento no estaba carente, y no despego los labios que temblaban al sentir el contacto de la calidez del atardecer primaveral sereno.
Mientras el tono del anochecer iba vistiendo todo de negro, ella sin saber la causa, la curiosidad hizo nido en su pecho.
La curiosidad por saber el motivo de estar allí, y por cuanto tiempo.
La curiosidad por saber la razón por la cual es injusto con su veredicto el destino caprichoso y no se tiene derecho a apelar ante el tribunal de la vida, cuando fragmenta o deja inconclusos los capítulos, de la existencia, los recuerdos
El motivo por el cual nunca se ponen de acuerdo el corazón trovador y la calculadora mente con los colores, las canciones, las puertas que el quiere abiertas para deleitarse con el alegre tintinear de los quereres y ella ordena que se cierren, desmintiendo lo que las intimas entrañas sienten.
El porque los ensueños quedan atrapados en la tela de araña que el sino alrededor del carruaje que los trasporta teje
Creyendo percibir un asomo de tristeza en los ojos de la luna que luciendo vestido bordado con vistosos colores, sobre una nube iba haciendo su acomodo.
Se puso de pie apartando su mirada de ella, para que no notara en su rostro las ojeras que siguen al llanto y decidió aislarse en el infinito olvido, donde en sus paredes están dibujadas hadas, arpas y fuentes, caracolas de distintos tamaños y peces. Y desde allí ser testigo del arribar de la diosa del amanecer Aurora que alegre y melosa llegaría recitando a su amado sol, con su elegancia natural y sin maquillar, el más bello de los versos, halagando y reverenciando así su rango, su poder creativo, su libertad, amabilidad, generosidad e independencia.


Infinitas gracias entrañables amig@s por vuestro respeto y cariño a mi y a mis letras. Muchos besinos.
Safe Creative #1505034002376