poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La eterna rosa y las gaviotas ozna-ozna

miércoles, 9 de septiembre de 2015

La eterna rosa y las gaviotas ozna-ozna

Al comienzo de la página pensaba en su infancia la eterna rosa
Todo había ocurrido cuando un silencio sepulcral cubría
aquella cruel frontera que dividía corazones 
esbozada por sujetos altivos que se creían ser dioses 
imponiendo su voluntad por medio del miedo y los horrores 
pisoteando sin consideración la dignidad y los sueños de los hombres 
Mientras el sol ajeno a todo, poquitin a poquitin iba abrazando las horas 
La eterna rosa muy quieta y desvalida miraba al frente
clavando los ojos en aquellas olas amenazadoras 
que jugaban con la vida y la muerte lanzando exclamaciones 
En ese instante una nube de gaviotas volaban sin arrogancia 
hacia un lugar donde se respeta el pelo albino y los biberones 
donde las miradas y los gestos, las palabras y los hechos se dan la mano sin temblar
y batallan cual amazonas contra los mal olientes y apestosos opresores 
que mudan colores, ciudades y esperanzas en partículas de polvo, dolor y escombros 
Y percatándose del llanto de la rosa con las alas posaron un beso en su rostro 
y para que mañana no fuese igual que hoy, cobijaron en el pico su esencia 
llevandola lejos, muy lejos, de las hienas y los carroñeros buitres 
que sacan buen rendimiento de la miseria de la humanidad y las conflagraciones 
con su represión irracional y sanguinaria, con sus preceptos grotescos e irrisorios 
que no permiten soñar, andar, ni cantar, conjugar los verbos fraternidad y libertad 
que por fuera usan togas, trajes negros, a modo de escapulario estolas 
pero la realidad es que por dentro son ratas miserables disformes 
La luna no se incomoda al ser testigo de como las gaviotas y la eterna rosa 
se deslizan por las nubes y desaparecen por el horizonte 
sabiendo segura que donde van, sentirá otra vez la eterna rosa
las gotas de rocío acariciar su corola, y ya no se sentirá perdida jamás, sin nada porque soñar 
ni nunca más tendrá noticias del ultimátum del peligro, ni de la amarga menestorosidad 


NO Y MIL VECES NO A LAS MALDITAS GUERRAS 
ozna-ozna 


Safe Creative #1509135152725