poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : Los meses iban pasando ozna-ozna

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Los meses iban pasando ozna-ozna

Los meses iban pasando y ella los iba despidiendo con un beso intenso y largo
Repitiéndose una y otra vez que llegaría el día en que en las décimas de segundos, descubriría el fuego del amor y la pasión que arde sin extenuarse.
Que en una gota de agua que tímida se esconde entre los pétalos de una rosa, divisaría la existencia de la esperanza y el coraje con su análisis sintáctico
Que en un rincón de la mesa en un papel olvidado hallaría las leyes que ante la justicia no se lavan las manos.
Las horas iban cayendo sobre ella, anhelando que solo su cuerpo allí estuviera pero no su sustancia.
Que sin pedir finiquito, ni despedirse, ni dar explicaciones a nadie, se volviera caminante sin equipaje
Y fuera en busca de los versos que han encarcelado por tener el poder de acariciar sin manos
Por su fuerza de erigir hombros acoquinados
De desplazar nubes negras para que la luna impregnara su útero del piélago salobre
De entre tanto dolor y miseria escuchar un corazón enérgicamente columpiarse
Que la verdad decidiera salir debajo de las mantas y enfrentarse a aquellos que no la permiten exteriorizarse.
Al arrojo ir en busca de letras y dígitos que rebaten a los que fanfarronean que todo lo saben e incomodan a los diálogos, a los relatos independientes, a los pasajes que en ellos conviven con sus señas de identidad, todas las lenguas, tasadas cada una de ellas con los mismos modales.
Que los barcos de papel que anidan entre las hojas de los libros nunca pierdan sus labios la posición convexa hacía arriba esperando que una mano compadre los ponga a navegar en los adjetivos del océano que de blasones no saben
 Que los silencios colmados de voces sapientes y valientes que moran tras los espejos a la soledad se enfrenten y dejen de esperar la oportunidad de ser y estar, de por una flor apostar y ganar,
De aún no haber su denominación, ni su categoría literaria detallar, batallen para que cada pedacito de su corazón sea consagrado
Que las almas que los andenes de estaciones llevan sus nombres, rueguen al claustro materno del sol, a las melodías que entre si se entremezclan, que saquen a la luz de su triste mirada, de su desesperado lamento, el porque.
De lo que en verdad por su condición, el holocausto acontece, prolongado el tormento de la esperanza amarga.
Que salgan de las sombras de la noche, la falta de humanidad y conciencia, el criminal mandato con poder absoluto para matar y  para que nunca nadie de ellos llegue a olvidarse, en los elencos de todos los tiempos queden litografiados.
Los meses iban pasando y ella seguía convocando al amor y la libertad, a los besos hilvanados en la creación, al conjugar de la consanguinidad que de clases sociales, ni perjurio no sabe
Aguardando al chaman con su clámide largo y su báculo, versado en ciclos naturales, en la vida después de la muerte, en el lenguaje animal, los trajera de vuelta y pusiera fin a la ahora triste realidad del trato hacia a los expatriados, a imágenes de inaudita crueldad de criaturas dormidas para la eternidad, en el mar varadas, sin tener sus retinas aún primaveras anidadas.
Ese mar que de xenofobia no sabe y se desangra gota a gota al ser testigo de los genocidios consentidos por poderosos cínicos e inmorales.
Anhelando Poseidón que llegue pronto el día que dejen de existir caciques cobardes.
Que la madre Gaia deje de buscar su sitio poniendo en ello todo su empeño, desesperada por no ser atendida su impugnación, por sus carnes sentir sistemáticamente y reiteradamente desde hace mucho mucho tiempo sus derechos y llamamientos, traicionados, hipotecados, pisoteados, trasgredidos y ultrajados


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras, vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1509245223469