poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC OZNA-OZNA

viernes, 27 de mayo de 2016

TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC OZNA-OZNA

La mariposa sentía un nudo inamovible en la garganta.
Quieta con los ojos cerrados temblaba sobre el tronco rugoso, que lívido la miraba paternal.
El mundo no se detenía y ella ahora hastiada se limitaba a desplazarse lentamente
siguiendo las pautas que el tren fantasma de la vida le iba refrendando sin darle opción ni tener apetencia a desaprobar
             TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC
La mariposa no sabía si había sido parida de unas entrañas,
o había sido concebida por una pluma y un papel blanco de fumar
Cuanto tiempo había transcurrido de cuando se quedaba embobada observando
a la primavera que arribaba voluntaria ofreciendo que visitara su galería de arte
sin ningún formulario cumplimentar.
Cuando el aroma de los largos días de verano revoloteando
le despertaban su voluptuosidad, su instinto maternal
de ansiar sentir en las alas la brisa del mar
que le era imposible estarse quieta en su solitario caminar.
               TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC
El tiempo iba marcando los pasos
y la mariposa sobre aquel tronco rugoso
con sus ojos buscando algo que la sacara de la reclusión
de sus pensamientos que no sabían que dirección tomar
preguntándose si jugó a vivir la vida, o acaso la vivió de verdad
                 TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC
Escuchaba la mariposa el ruido de las ruedas del tiempo pasando
por las vías de la existencia sin detenerse en ningún lugar
cuando de pronto su mirada se encontró con la de las gotas de lluvia
que con aspecto cansado del cielo gris se desprendían
mientras las manecillas del reloj de la torre
de proyectos improbables entre ellas parloteaban sin cesar
Dos gorriones picoteaban distraídos del suelo un trocin de pan
que al sobrarles corazón, convencidos estaban
que pronto llegaría el día que aquella situación que hacía a la humanidad tanto mal, tendría que mudar.
Que en las retinas volvería a brillar la esperanza, esa esperanza que invita volver a empezar.
Que el sonido de los vocablos ahora ofendidos
porque insolentes déspotas que a base de mentiras todo lo quieren conquistar
intentan usar con ellos el verbo infinitivo presente amilanar
a sus pulmones en una caja metálica encerrar
para asfixiarlos y así nadie pudiera su respiración escuchar
pronto su transcripción fonética volvería en la ribera a nadar.
                 TIC TAC, TIC TAC, TIC TAC
La mariposa que al no usar reloj, no tenía idea de cuanto tiempo llevaba allí
empezó a mover las alas despacin, cogiendo poco a poco velocidad
con la luz de la luna dandole directamente en la cara
descendía y volvía a subir otra vez y conforme iba volando
la cortina de lluvia que de la vida tiene experiencia sin llamar la atención a las estrellas
la iba haciendo participe de la consigna para en los versos el ayer atesorar
para que la tristeza no se abrazara a ella fingiendo cordialidad
para que de volar no desfalleciera aunque no fuera fácil por ser de grava el sendero astral
Persuadiendola que tiene que seguir peregrinando hasta hallar el rastro de los hombres de las cuevas con su altar.
El códice de la melodía y los símbolos de las montañas sacras que estos pulieron en ellas con religiosidad
La fragancia de las pinturas rupestres que durante mucho mucho tiempo fue condenada a no hablar
El sello del arúspice que adoraba a Quetzalcoatl dios lunar, a Huitzilopochtli dios solar
Y una vez allí lejos de relojes, falsificaciones, despedidas, depravaciones y autocratas su liviana alma de veintiún gramos por siempre descansar.


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1605297937023