poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La portadora © ozna-ozna

domingo, 14 de agosto de 2016

La portadora © ozna-ozna

Sin entender porque había dejado de sentir
aquel corazón reunió todos sus pensamientos
y sintió una imperiosa necesidad de hablar de sus miedos
de la trilogía de sus pasiones y sentimientos,
de las horas frías, del restañar de las heridas que en el iban dibujando
las primaveras, los otoños, las tempestades de la vida.
Del mudar de su acento, del cambio en la calidez de su sonrisa.
De mirar una a una la cara de los retratos
donde de ellos las letras se iban borrando
sin a tocarlos atreverse, por habitar en el valle de sus sueños
por de oro liquido ser.
Sin saber expresarse de otra manera, su latido se encrespó
al oír caminar marionetas de prisa, sin detenerse a mirar
la magia en un ocaso, en una caricia, en una poesía
en el nacimiento de un pajarin que con ansia
rompe la cascara del huevo que lo habita
sin darse por aludido
hirientes idiomas que con osadía al amor pretenden empobrecer
Al ver ignorantes y egoístas edificar su propio silencio,
su propia oscuridad crear, volverse sus propios verdugos
Negándose a si mismos que el mundo no son cuatro columnas,
sino un jeroglífico que anhela ser comprendido,
pero jamás explotado ni poseído.
La portadora de aquel corazón con el cigarro entre los labios
a la ventana se acercó y deseó que él se sumergiera en sus lagunas
para luego salir a la superficie,
volviendo a ser como era en su primer latido
vestido del color del agua marina
Y vio como la luna, que igual que ella de insomnio padecía,
danzando a su ritmo, a las estrellas citas de lectura fluida
con pluma entintada en la ternura les escribía
Abriéndose camino sobre las nubes,
intentaba despertar al futuro dormido.
Exiliar al cansancio que en aquel corazón
hacer su nido pretendía.
a la tristeza y al frío que en ser sus amigos insistían
Consolar su llanto desesperado en la calle
sin sentir vergüenza ni cobardía
Pintar su brillo a carboncillo en sus cavidades
para darles fuerza para comenzar un nuevo libro.
Hacerle entender que para sobrevivir lo que se comienza se termina.
Que el Amor y el Odio, al entreverarse con la sangre,
las dos pasiones se confraternizan, expresando por la piel
las conjugaciones y epítetos, los que las lenguas omiten
por falta de carácter y honradez


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1608218982454