poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna ozna : Observando y analizando © Julia Rubiera (ozna ozna )

domingo, 26 de julio de 2020

Observando y analizando © Julia Rubiera (ozna ozna )

Observando y analizando
me hago consciente 
de la oscuridad del inframundo 
De que en ella habitan
Adoradores de la magia negra y los conjuros 
Con ansias de poner fin 
Al trinar de las alondras 
Al dialecto de los árboles longevos 
A la belleza que en la calidez del sol, mora 
A quebrantar la felicidad que anida
en los pequeños detalles 
en la simplicidad de las cosas 
A manosear la verdad, a su antojo 
Con sus manos corruptas y sucias 
a en cárceles con invisibles celdas 
Apresar al Amor
O dejarlo lisiado 
para que por siempre ande 
a la pata coja 
¿Pruebas de esto?
No las tengo 
Solo las tengo 
de lo que estos adoradores provocan 
con sus adulteradas banderas 
con sus amañadas religiones 
Heridas abiertas 
Suspiros nostálgicos 
 Dolor de adioses 
Penas y sombras 
Mugrienta hambre 
Enfermedades desgarradoras 


Cuando dos elefantes luchan
es la tierra la que sufre 
El guardián 

3 comentarios:

  1. No es fácil penetrar en lo hondo del alma ajena, creo que imposible, aunque algunos aseguran cosas de las que no tengo certezas. Pero es cierto que las ideas ajenas, a veces, choca frontalmente con nuestro estilo de vida. Quizás el respeto sea el muro adecuado para que cada uno se quede con sus criterios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué complicados somos los humanos. Demasiados complejos, egos y vítores escondidos tras avatares extraños.
    Mucho tiempo hacía que no te leía amiga. Me alegro haber hallado tu huella de nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cuando nosotros mismo no sabemos dominar nuestros egos, nuestros pecados capitales, arruinamos el planeta, triunfa el dinero sobre el amor, que quieres que te diga, amiga? LO tenemos todo y no sabemos nada. Somos así una suciedad de lodo, donde se cree que es oro como petróleo negro, por no llamarle de otra manera.
    Espero que por lo menos, si una minoría pudiéramos concienciar un millonésima parte del mundo yo, personalmente ya me sentiría orgulloso de ello. Es cuestión de empezar las casas por los cimientos y no por el tejado, prima-hermana.
    Gracias por compartir estos maravilloso y magnos versos.

    Un abrazo con cariño desde mi tierra meiga.

    ResponderEliminar