poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : AL LADO DEL CAMINO (OZNA).

viernes, 1 de julio de 2011

AL LADO DEL CAMINO (OZNA).

AL LADO DEL CAMINO QUE SUBÍA HACIA EL PUEBLO VIVÍA UNA VIEJECITA EN UNA CABAÑA.
TODOS LOS DÍAS CUANDO EL RELOJ MARCABA CON SUS MANECILLAS LAS CINCO DE LA TARDE ELLA SACABA UNA SILLA A LA PUERTA Y SE SENTABA A ESPERAR LA LLEGADA DEL TREN QUE A ESA HORA HACIA EN EL ANDEN  SU PARADA ,  EL VIAJERO QUE LLEGABA  TENIA QUE SUBIR ANDANDO POR EL SENDERO QUE PASABA POR DELANTE DE SU CASA PARA ADENTRARSE EN EL PUEBLO .
ERA EXTRAÑO VER APEARSE  A ALGUIEN DE EL.
LAS GENTES DEL LUGAR A PESAR DE CONOCERLA DESDE SIEMPRE, PUES ELLA HABÍA NACIDO Y CRECIDO ALLÍ , TENÍAN POCA CONFIANZA CON ELLA, POR SU FORMA DE SER .
 EL TIEMPO Y LA SOLEDAD  LA HABÍAN CONVERTIDO EN  INTROVERTIDA Y HURAÑA  DESPUÉS QUE SU NOVIO SE MARCHARA SIEMPRE CAMINABA SOLA  HASTA QUE UN DÍA ENREDADA EN UN ZARZAL ESTABA "BOLILLA" Y DESDE ENTONCES ERA LA ÚNICA COMPAÑIA QUE TENIA Y QUE ELLA QUERÍA PUES ERA LA ÚNICA QUE NO LE MATARÍA  LA ESPERANZA QUE EN SU CORAZÓN YA MARCHITO TODAVÍA GUARDABA. 
¿QUE ESPERARA SIEMPRE A LA MISMA HORA SENTADA DELANTE DE LA PUERTA CON SUS OJOS FIJOS EN EL ANDÉN ? SE PREGUNTABAN LAS GENTES DEL LUGAR. 
SOLO ELLA Y SU CONFIDENTE "BOLILLA " LO SABÍAN.
UNA TARDE DE VERANO EL TREN COMO SIEMPRE HIZO SU PARADA Y ¡¡OH¡¡ EXTRAÑEZA DE EL DESCENDIÓ UN VIEJECITO, QUE SOLO TRAÍA UNA MALETA POR EQUIPAJE. 
LOS OJOS TRISTES DE ELLA NO PODÍAN DAR CRÉDITO A LO QUE ESTABAN VIENDO 
¡¡ ERA EL¡¡¡ ¡¡¡ ERA SU AMADO QUE DESPUÉS DE TANTO TIEMPO VOLVÍA PARA CUMPLIR SU PROMESA ¡¡¡.
SUS OJOS SE ENCONTRARON Y EN ELLOS NO SE REFLEJABAN LOS AÑOS QUE LOS HABÍAN ENVEJECIDO Y CAMBIADO, SOLO REFLEJABAN A  DOS JÓVENES AMANTES QUE SE DESPIDIERON UNA TARDE CON LA PROMESA DE EL VOLVER A SU LADO .
LOS DOS SE FUNDIERON EN UN ABRAZO AMANTE Y DESESPERADO POR RECUPERAR LOS AÑOS PERDIDOS ,LOS BESOS MARCHITADOS EN EL AIRE 
ESE INVIERNO NINGUNO DE LOS DOS PASARÍA FRÍO PUES EN BRAZOS UNO DEL OTRO DARÍAN ABRIGO  A SUS ALMAS CANSADAS A SUS CORAZONES DORMIDOS