poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La magia de la Navidad ozna-ozna

martes, 24 de diciembre de 2013

La magia de la Navidad ozna-ozna

Don Nadie es un anciano sumamente delgado, de bondadosos rasgos que aún los peldaños del tiempo no habían del todo ensombrecido.
Sobre la mesa camilla sestea una fotografía enmarcada , en la que se deja ver asiendo la mano de un infante rubio, que más bien semeja un serafín que del edén se había desprendido, libros sin ningún mandamiento agrupados que el atesora con sumo mimo, obsequian al pequeño aposento un aroma a cortezas de cáñamo seco y lirios.
Retrepado en la silla piensa en los renglones y la hojarasca en que quedo su vida y mirando al suelo desea volverse invisible o desvanecerse tras la sutil cortina de humo de un cigarrillo.
Ansiando su alma dejar este mundo donde el bisbiseo de sus sueños había disminuido, donde de su mente los rasgos de los rostros amados habían dejado poco a poco de alumbrar su camino.
Afuera los copos de nieve comenzaban a bosquejar de blanco árboles y jardines.Y en cada uno de ellos el deseo de su ultima voluntad, que las saetas del vetusto reloj de cuco colgado en la pared, hicieran dar al tiempo marcha atrás. Donde los fresnos y los helechos se postraban a los pies de los eternos ríos cristalinos.
Donde el quebranto y el desamparo no tenían pista donde poder aterrizar ,donde la vida ignoraba distancias y nunca dolía, donde los mimos no precisaban de firmas ni créditos para rendirse.
Tras la ventana contemplaba al viento que engalanado paseaba por la vía láctea y le pregunta si otra vez su corazón tendría que omitir aquella fecha del lunario o reuniría en un recoveco fuerzas para buscar hechizos para no hacer sentir convicta a la vida de haber extraviado la quimera del amor y los ensueños compartidos.
Mientras esto ocurría en el sombrío y frío aposento , la luna y las estrellas en silencio se intercambiaban cómplice miradas, desconociendo el que formaban parte de su sino y aquella noche harían realidad lo imposible.
Al día siguiente al despuntar el alba sentiría el abrigo y calidez de las caricias y los mimos, los fantasmas disipándose en el olvido exaltados al no poder ganar el juicio, los sueños conduciendo un vehículo sin frenos por la autovía de los sentimientos con destino al cariño, a caños de fuentes colmadas de amistad de magia y luz.
En cada rincón de la casa canastillas trenzadas repletas de nueces y avellanas, figuritas almendradas de duendes de Navidad iluminados por candeleros de oro, Ramas de muérdago, Santa Barbara y musgo
Impaciente aguardando Julenisse a mudarse en Papa Noel.
La bruja Belfina y San Nicolas a repartir mil un dulces de fresa y chocolate .
El Abuelo de Hielo con su gran y majestuosa barba blanca a impartir aromáticos pastelitos de caramelo y jengibre .
Los Magos de Oriente colmando las alforjas de ositos de peluche, globos y serpentinas
La diosa Yemanja y Kahmi a su paso derramar bendiciones múltiples
El dios Eolo esperando las partituras de la magia de la Navidad con los repiques de campanas que merman distancias, curan corazones de abatimiento y añoranza, hospedando en ellos amores, ensueños ternura y amistad compartida

Infinitas gracias querid@ amig@s. Os quiero 
ozna-ozna 

Safe Creative #1312259670095