poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : Simplemente, simplemente ozna-ozna

jueves, 6 de marzo de 2014

Simplemente, simplemente ozna-ozna

El runrún de las aves al despabilar
abría los cerrojos que el crepúsculo
había echado a la gran ciudad
Hacía frío, y el frío aún se hacía sentir más
cuando las almas se veían despojadas de su vestido
cubiertas solo por el aroma de la apatía y la soledad
Entretanto corazones somnolientos se disponían
a proseguir interrogándose sin pensar un día más
el porque siempre existiría un principio un final
el porque los relojes a pesar de darles cuerda
al no recibir aliento se retrasan, su tic tac deja de susurrar
Porque las cuerdas de guitarra se mudan disonantes
al no sentirse por versos de juglares acariciadas
por no sentir los pulsos en sus entrañas del verbo amar
Y ellos no sabían lo que les pasaba si parecía no faltarles de nada
sería acaso que anhelaban derrumbar murallas y simplemente respirar
vivir y sentir sobre su piel el ansia del aroma de libertad
burlarse del miedo, de desasir sus recuerdos de la tela de araña y volar
de dejar de ser esclavos de la síntesis de la realidad
de dejar de renegar contra la despiadada usanza
que a los conjuros lacera con el solfeo absurdo de la oscuridad
de sentir sus manos doloridas por pretender desenterrar
los sueños de las cenizas que hacían amago de agonizar
sin antes gozar de la locura, de cruzar a nado al otro lado del mar
Mientras en una sala, una mujer, dejando casi el café intacto de la mañana
con su sombra acompañándola  lentamente a la ventana
encendiendo un cigarrillo preguntabase mientras sus sentidos se impregnaban
del aroma primaveral que a pesar del frío ya hacía en los árboles y las aves acuse de llegada
Que que es la vida si no luchamos para que nuestros sueños no se sientan lacerar por los que a la fantasía no ubican en ningún lugar
Para que no sea nuestra existencia nada más que un absurdo en las aceras deambular
Que que es el tiempo si al final nos permitimos fenecer sin haber aprendido a olvidar y perdonar. A simplemente, simplemente, sentir y amar.
Que por siempre lucharía por ser bandolera, por siempre danzaría desnuda aunque loca creyeran a la orilla del mar
al son de los tambores lejos de las leyes que imponen corazones de piedra, terratenientes de selvas
que el jinete de la lluvia en algún lugar entre la neblina lejos de ladrones de sueños construyera para ella
y simplemente respirar, vivir, sentirse amada y amar sin condiciones, sin diezmos ni reglas impuestas.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1404020512755