poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La brisa ozna-ozna

miércoles, 27 de mayo de 2015

La brisa ozna-ozna

Por las ventanas abiertas entraba alborotada aquella noche la brisa primaveral
Mientras, la luz de la luna con color limón recorría el dibujo de las palmeras de la pared.
Por los libros que anhelaban ser leídos por la mañana, por folios desnudos y otros a medio vestir que no decían que no a ser por ella tatuados.
Por retratos que se limitaban a mirar, sabiendo que su rostros silenciosos, nunca se podrían hacer entender aunque estuvieran de miles de personas rodeados.
La luz de la luna se detuvo y miró fijamente a aquella mujer que pacientemente sentada sin ver pasar las horas por el tiempo, parecía estar cual centinela esperándola.
De su piel exhalando el deseo que algo o alguién la sorprendiera con hechos o palabras.
Que se construyera una universidad que exclusivamente se dedicara a enseñar a respetar a la naturaleza madre, a saciar el hambre de libertad, a traducir el canto de las aves, el crujir de los árboles cuando por manos de diablo de su raíz son arrancados, ellos que siempre dan todo sin pedir a cambio nada, el enigma del porque los abejorros deciden dejar en otoño de respirar. A moldear el verbo amar cuando intrépido sale por balcones floridos a galopar.
Y con inmensa ternura se apego a ella cual si fuera su sombra
Ocultando la verdadera identidad de su alma a los humanos usurpadores. Erigiendola un refugio contra el sufrimiento que a los sueños hace en un pozo naufragar.
Sabiendo su sexto sentido que en la mente de aquella mujer se había disuelto el eco de los cuentos que su padre para dormir la narraba de Cenicienta, de Juan sin Miedo, de Pinocho, de príncipes y hadas.
Hechó mano de su magia e hizo regresar aquella niña que dejo atrás y llenando su mochila de galletas la trajo con ella por si alguien por un casual estaba interesado en aquel largo viaje encontrarlas y rodearlas con sus brazos cuando las viera llorando.
Así permanecieron las tres inmóviles desnudas, haciendo dudar a la brisa si estaban despiertas o dormidas, si habían muerto y vuelto a nacer, si habían olvidado su nombre real, o lo habían ocultado en el manantial de los secretos de amor, o cambiado para que ningún indiscreto en vano y sin nostalgia en el corazón, pronunciara


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1505304199676