poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La mar del silencio ozna-ozna

domingo, 12 de julio de 2015

La mar del silencio ozna-ozna

La mar del silencio contemplaba la despedida del sol sugestiva
no precisando para predicarle seudónimo ni lengua indígena, blanca ni negra
que toda su vida estaría consagrada a el por entera
sin saber si por un minuto la había olvidado
si la había en el edén alguna vez amado
si abrazado para dormir a ella la había narrado una leyenda
Testigos de ello los barcos sin nombre pesqueros
los barcos exiliados, desheredados y huérfanos
los epitafios y cantigas rebosantes de magia, humanidad y quimera
unos que alcanzaron el triunfo del renombre de blanco vestidos
otros que por su escritura revolucionaria
no dejaron soltarse del yugo los ruines y los déspotas
elevarse de la humillante y plomiza insolvencia
lograr saltar las irrisorias y ridículas barreras legales y éticas
y esperan en el escenario de la arena que los descendientes del dios Ra
traduzcan con orgullo sus letras y ser abrazados por siempre por todas las lenguas
y así no haya cabida para la soledad y la altivez con mirada aberrante y desacierta
La mar del silencio exhalando su aroma peculiar
proporcionaba a los celajes una lozana sensación de opulencia
esperando los visos del crepúsculo para despertar los cantos dormidos de sirenas
y así con sus dulces entonaciones hicieran a los centenarios marineros
ansiar el sosiego del eterno reposo, que no puede ocupar ningún otro su cabecera
Para hacer latir a la paz que va dejando en las algas de sus pasos las huellas
imperceptibles para los ojos que en su nombre no creen o no se pasan las noches en vela
esperando volver a ver su bello nombre otra vez recordado de especial manera
Para que el aire vea como el amor en los arrecifes de coral día a día medra
en las escamas del pez loro que por sentir su impulso el nadar no congela
La mar del silencio no precisa ni requiere paraguas
cuando sobre sus aguas se posa la lluvia gris, monótona y fresca
cuando los cirros caprichosos deciden mudarse en bruma que el céfiro corteja
solo en su fondo mora la esperanza en calma
esperando que un día, que en algún instante del tiempo
los hombres no precisaran pueriles pretextos para dejar de ser unos con otros bestias
que dejaran de tener apagada la conciencia sin dar explicación alguna al corazón de las piedras
que no perdía el análisis sintáctico, sintagmático y morfológico para volver a verla lucir su preciosa cabellera
que dejaran de tener los oídos taponados a los llantos de miseria
que dejaran de concordar con los pensamientos que las ilusiones en los espejos no reflejan
A los aullidos de la madre loba, mezclados de dulzura, resignación, rebeldía, inquietud y alerta
mientras lame los cuerpecitos frágiles de sus cachorros, ajenos a los crueles que después de darles muerte
a las iglesias se van a santiguar pensando con eso que la culpabilidad cuando se fueran a dormir el sueño que no tiene fin, con sus reproches una y otra vez no los iría a mortificar sin clemencia
La mar del silencio se quedo dormida mientras la luna la abrazaba maternal sin poderlo evitar
prometiendola que noche tras noche la volvería a visitar para librarla de su dolor
al no lograr que la humanidad dejara de ser inhumana, que unos en otros creyeran, que todos unidos contaran las gaviotas que son las que en verdad saben la historia de los sueños, de la vida y la muerte, de los errores, de los idilios que aún ellos mismos no saben que tímidos florecen en el corpiño de las estrellas, en colecciones de imágenes pretéritas, en los trazos de gentiles poemas.



Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño a mis letras. Muchos besinos
ozna-ozna

Safe Creative #1507124613950