poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : El Amor con reloj propio ozna-ozna

martes, 17 de noviembre de 2015

El Amor con reloj propio ozna-ozna

El Amor con su propio reloj no hace pactos ni condesciende a ser condicionado por nadie.
El deja su sedimento en las velas de los barcos de papel que se alejan, mirando como se despiden desde la dársena de El, manos agitando pañuelos de seda blancos, manos que lo dejaron de motivar, que no supieron hacerlo crecer y ahora lloran desconsolados por El
Sus proezas inconfesables en las nubes que no aciertan a explicarse el motivo por el cual las retinas mudan su brillo y se emocionan con solo oírle decir que fue pero ya no es, o cuando agita la campanilla haciendo que muros y candados parezcan hechos de granos de arenilla y miel
Cuando hace su entrada vestido de frac y no se atreven a mirarlo de frente, por temor a que descubra que pretenderán retenerlo, por en el mundo, no haber más rostro bello que el de El.
Por solo una décima de segundo poder su boca lamer.
El Amor con su propio reloj es saltimbanqui, salta cual gato con la luna de tejado en tejado hasta quedar ambos sin saber como, pendientes del antepecho de un ajimez
Cicerone para conducir al paraninfo a todo aquel corazón valiente que asiéndolo de la mano, partiera con El sin despedirse de los que lo consideran pecado, por no acceder a su ruta celeste conocer
Orador incansable hasta quedar sin aliento, tratando con su dialogo hacer comprender que no hay maromas que lo aten, que es indiferente a masas de dinero atesoradas en cajas de caudales, a mansiones elegantes con fina porcelana y manteles de organza, tul y encaje.
Que solo estará al lado de aquellos que entiendan su lenguaje, de los que con los labios construyan besos en la cúpula de los árboles, de los que hacen proyectos en las alas de las mariposas y los pájaros, sin importarles que para algunos fuesen desatinados, inusitados y legendarios.
De los que consiguen que sus sueños sobrevivan a la existencia con sus cambios climáticos.
De los que por estar a su vera, su andar es infatigable aún a sabiendas que de la diosa Hades nadie puede huir ni burlarse.
El Amor con su propio reloj aguarda a la noche barnizada por la aureola de la cristalera de la luna, a la melodía de violines que es su compañera de viaje por inhóspitos e insospechados parajes
El, bello y misterioso emparentado con Poseidón Dios de los mares
El, tan antiguo como el mundo, ese mundo insumiso que no transige que tiranos con sangre inocente levanten palacios, imperios ni catedrales
El, que posee todo y no posee nada, camarada de brujas blancas, que lo ayudan a coser desde su púlpito dos corazones con hilos de plata, sin por alcurnia clasificarlos
El, el único que conoce el lugar donde se halla el estuche de nácar que custodia la llave de la forja donde se hornea de la pasión sus esbozos, que hacen al que los mira apostar su alma aún a sabiendas que el Amor tiene su reloj propio, y pueden perderla al estar jugando un juego que a la vez de ser taumatúrgico es sumamente peligroso.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1511185810173