poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna

sábado, 27 de septiembre de 2014

Poeta ozna-ozna

Poeta, que en la serena transparencia de su mirada
se ve la desnudez de cada comisura de su alma
Poeta, que sus letras son cual yedra ascendiendo
para ir a refugiarse en bellos y dulces sentimientos
que hablan de lo que fueron de lo que son, de lo que un día serán
del lugar donde en calma descansa la rosa de Alejandría
que miman y no consienten que ningún corazón en días de vendaval
fenezca de frío, ni por carestía se arroje al vacío
Letras con fragancia a olivo, deseando embriagar la tristeza de la  paz
que pálida tiembla al saber que los que de fraternidad no saben hablar
la convertirán en un tablero de ajedrez con su dama y rey
con sus caballos, torres y peones
sin reloj, sin normas de notación ajedrecista
Que hacen que los ojos con asombro se abran de par en par
al ver como un mago saca de su chistera
un mundo mágico docto en dialogar y perdonar
habitado por inventores y alquimistas investigando
como crear una humanidad que sin nada poseer sonrían
Poeta, considerado loco por ser de los bostezos del sol amigo
por implorar a la luna que regrese junto a el y vuelva a ser su odalisca
sentenciado a destierro por ornar sus estrofas de verdad y justicia
Que sin tener ningún dios y todos a la vez en su lecho de muerte
a su alma agrietada y cansada le es negada una lágrima de ascetismo
Poeta, que sin manos, en la piel deja la pasión tatuada
profesor que enseña que el amor no tiene latifundista
que no existen lazos refulgentes de plata que puedan atarlo
ni jaula de oro que pueda confinar sus trinos.
Que cada vez que arriba, hace enloquecer a los sentidos.
en rama seca dejar a la soledad y los silencios prendidos
Poeta, que al mirarlo recuerda el rumor del río
de los árboles su recital, la huella de unos labios
en espejos diseñados húmedos y fríos
rituales de sueños, eco de pájaro herido
sudario de esperanzas, sombras del olvido
cortinajes de atardeceres con el más bello colorido



Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna.








jueves, 18 de septiembre de 2014

El otoño silencioso ozna-ozna

Las hojas de los árboles principiaban a besuquear el suelo, y la abreviatura de los días, intuyendo el cambio de estación, aún hacía su transitar más corto.
La mirada del verano consciente de lo efímero de la felicidad, sabiendo que no había ningún conjuro que lo salvara de su partida, ni muros que le pudieran ocultar, cual buen maestro de ceremonia, dejaba paso con cortesía al otoño silencioso, que regresaba como amante fiel de un lugar del planeta, del cual nadie sabe su notoriedad, ni su nombre.
Mientras, con un libro en la mano como única compañía, una mujer se acomodaba bajo la sombra acogedora del árbol de las cien hojas, dejando que los rayos del sol jugaran a través de ellas al escondite con su rostro.
Contemplando como se deslizaba por el viento, el sereno día, buscando la linea paralela de los versos, que ellos sin saberlo aún, estaban predestinados a no encontrarse.
A perderse en la telaraña viscosa de la vida.
En el solitario laberinto de la memoria.
Y sin oponer resistencia dejó que su alma soltara amarras del cuerpo que la tenía encarcelada sin ella saber el cuando, ni el por que, ni el como
E irrumpiera en un nuevo horizonte, donde el irremediable tiempo de nada poseer presumía
donde el calendario no renegaba por ver sus hojas transportadas por la corriente del arroyo.
donde la brisa esta diseñada por fabulas y composiciones.
El sol ,cofre colmado de versos escritos por manos de bohemios soñadores.
Las nubes orífices de lirios de ilusiones, alquimistas de fragancia de amores.
La luna era tutora de los débiles, de los que por añoranza sus pupilas humedecidas están, de los vocablos que no huyen y para hablar no se esconden
Donde el amor va más allá de la carne, forjado en penetrantes ojos, que espantan a la soledad de la noche, a tonos álgidos e incoloros.
Y así poco a poco el día se iba deshojando cual pétalos marchitos de rosa, llevando con el, rostros y nombres, recuerdos, direcciones y pasiones.
Y en profunda serenidad imposible de descifrar, el latido del mar con susurro quedo, recita a la bella luna confesora de desalientos y desamores, haciéndola con cada verso de hermoso color ocre, que ella se fuera quitando poco a poco la ropa, anhelando de su agua salada, su desnudez impregnar.
Testigo de la magia del momento ,su amigo el viento, que enardecido transportaba en el lomo, toneles colmados de tulipanes lilas y rojos, de jacintos blancos, azules y rosas, mixtura de fragancias y colores del otoño.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1409191997202





martes, 16 de septiembre de 2014

El portón ozna-ozna

El portón de madera orgulloso presumía ante los que se detenían a admirar su antigua estructura, que era consorte de los bosques, de su aroma a pino y a polen.
Tras el, una mujer que por soñar demasiado, los lugareños no acertaban a decir si era sibila o loca, aferraba entre sus manos un marco de fotos con expresión melancólica en su rostro, con el miedo que va dejando el reloj de arena del tiempo en la mirada, que se les olvidara a las estrellas la promesa que la hicieron antes de su seres queridos partir,  de con su viento estelar perfilarles todas las noches un beso en la almohada.
Balanceando la cabeza como si estuviera morando en un sueño, evocó con nostalgia las dulces caricias compartidas, el juego del escondite que en calma y silencio, se iba haciendo compañero de vuelo de la viajera mariposa monarca.
Tratando de recordar el momento en que principió a platicar con ella sola.
A dejar de percibir las gotas de lluvia deslizarse jugando por el ventanal, componiendo caprichosas resonancias y formas
A temer volverse atea al verbo amar, a que sus fuerzas flaquearan y dejara de amamantar a los sentimientos que al corazón hacen oír que no existe ni ayer, ni hoy, ni mañana, ni destino, ni mano negra que baje el telón, que ponga fin a las primaveras del guión.
Contemplando los pequeños rostros que moraban en el marco tras el cristal, oyó como enmudecía al viento el jubiloso piar de los teuladines, que portaban en su pico la eterna proeza de respirar.
En sus alas el verso que une en un mismo murmullo a las almas solitarias .
En sus patitas, adjetivos y pronombres que no precisan hablar para decir que no existe olvido, ni distancia, ni separación de caminos, cuando los propósitos tienen al Amor como regidor.
Lanzando un sollozo, llevo su mano hacía la mesa, asiendo una llave que sobre ella sesteaba.
Y haciendo acopio de valentía se levantó de la silla temblando, alojandola en el ojo de la cerradura. Irrumpiendo al abrir el portón el destello azafranado del sol que equivocándose de trayectoria , hacía nido en los rasgos de su cara.
Brotando de su garganta títulos de cuentos que el recuerdo volvía a reencontrar, esbozados en la madera del portón , infinitos senderos,que asidos de la mano se iban entrecruzando los unos con los otros,en sus anillos de diferente gama y espesor.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1409191997196

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Amor ozna-ozna

Amor una leyenda épica, un cuento ilustrado
un relato de besos arremolinados
un boceto bello de golondrinas ancestrales
Amor que mora en los lindes del sol
en los trinos de ruiseñores
en los suspiros de las garzas
en tristes lamentos de guitarra
en almohadones con esencia a albahaca
en la composición química de las estrellas
en las mareas que elabora la luna acaramelada
en la blancura de nieve recién moldeada
en los versos que recita el viento a la lluvia
en la luz del crepúsculo matutino haciendo tañer sus campanas
Amor que no tiene pertenencias, ni miedo, ni amo
que no sabe de alianzas, ni túnicas nupciales
Amor que abandona sus aposentos
después de despertar de un profundo letargo
y regresa cual guerrero,
para hacer sentir en cada rincón del alma
las caricias que en las manos quedaron enredadas
Amor que cuando se aleja, a su paso va dejando
la estela de notas tristes de acordeón entre sabanas blancas
con sensación de soledad y frío a las montañas y volcanes
Que cuando lo hacen sentir extraño
desea no volverse lamento del pasado
peón de ajedrez que triste mira
como lo arranca del tablero, ni lo deja seguir jugando
la mano caprichosa del destino gitano
Vagabundo en un banco durmiendo
como único abrigo el cielo estrellado
Ese amor, mercader de un tenderete de madera artesano
colmado de aromas a flores silvestres, a queso, pan y vino
Bufón poco hablador que reír hace a carcajadas
Pintor de grabados con escala de colores no fosilizados
Maestro que descifra los códigos de barras
de labios sedientos, de  dulces miradas
Mago que despliega su magia para que a pesar de a veces ser abandonado
exiliado al bramido de los mares, al rictus envejecido del antaño
hace saber al corazón que jamás lo soltara de la mano
que no renunciara sin explicación volverlo utópico y loco
sin el nunca llegar a saber de la causa, del como, del porque

Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño.
ozna -ozna 
Safe Creative #1409191997189










domingo, 7 de septiembre de 2014

Cual cuento ozna-ozna

Su mente, cual cuento que no hallara su lugar
aún sabiendo que su idioma para ella es intangible
se apoya en el tic tac de su corazón bronceado
por el color cobrizo de los atardeceres del ayer
por los visos áureos de sol del hoy
por las sentencias de los desengaños
por la melancolía de los que por estar lejos no puede abrazar
por el duelo teñido de negro de las despedidas
por los besos que no dio, por los que no han de volver
por los que caminan de prisa buscando depositarse
antes que el olvido haga que nadie los corteje
y en una esquina al no hallar quien por ellos se juegue la vida
queden prisioneros de los brazos de la brisa
El, el único que cree que en ningún  momento dejará de brillar la llama de la utopía
Que para decir "Te quiero", "¡¡Adelante¡¡", solo se precisa valentía
Que la magia de la niñez seguirá conversandola todos los días
Que en una tostada impregnada de mantequilla
en el aroma delicioso a vainilla de las galletas que invitan a merendar
se hallan las señales de los bellos momentos paseando asidos de la mano
con la misma sonrisa en los labios, de la primera cita
El, el único que cree que a pesar de apilarse en las arrugas de los ojos
los espectros, las adversidades, los formulismos ridículos
las heridas de las palabras que dañan, la escarcha de las miradas frías
Por siempre en el morará la librería  blanca de la ingenuidad
los encajes que la harán enamorar una y otra vez sin temor ni medida
a olvidar que camina por el sendero abrupto, que su sino dicto en el limbo
antes de ella enseñarse a respirar.
El, el que se deja envolver por la emoción
de ver los polluelos jugueteando felices en el nido
anhelando abrir sus alas y volar,
aunque por no llevar guía se equivoquen
y tengan que volver el recorrido a principiar
Por ver como las gaviotas hacen a las nubes desprendidas saber,
que en ellas taquigrafiaran sus versos de amor, toda la vida.
Por las caricias que se dan sin dar tiempo a los sentidos a reaccionar
Por sentir como el alma al sentir frío, se acurruca bajo el edredón cálido de una melodía
El, el que aún a pesar de saber que cuando acabe la obra y se baje el telón
no habrá aplausos, solo dos lagrimas que se desprenderán
de las pupilas de los que en verdad la supieron amar
sigue dando lo mejor de si, brindando por la justicia
esa justicia que no es ciega ni corrupta, y prontamente dicta
que la comida no falte a los niños todos los días
Que la juventud sin falta de emigrar, alcancen en su tierra
 las ansiedades que dibujan en la almohada por las noches
antes que la diosa Usha con su carro de fuego salga a pasear
Que las pestañas de los ancianos no estén pintadas de dolores ni llanto
solo mecidas por bellas vivencias, haciendo recitar a sus temblorosas manos
versos que tratan de promesas realizadas, ternura y camaradería
En ese momento la luz de la luna irrumpió en el cosmos con osadía,
iluminando a los barquitos pesqueros que festejaban su complicidad con el mar bravío
a las truchas arco iris, saliendo a pescar fuera de las profundidades marinas.
Y fue entonces cuando sintió como mente y alma se unían a el,
y vestidos con el pijama del revés se iban a recoger
entre las estrofas de la inabarcable y onomatopeya creación,
arrullados por el susurro de la Naturaleza animada,
que manda a la humanidad, aún sabiendo que no la abren,
una carta de aromas y colores todos los días.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1409191997172

martes, 2 de septiembre de 2014

El balcón ozna-ozna

Cada vez que paseaba por aquella calle del pueblo, el vetusto balcón que pendía como de un hilo de una casa deshabitada llamaba poderosamente su atención, al intuir su alma que en el moraban sin descanso sentimientos milenarios.
Que sus grietas eran debidas a la humedad de los llantos por no haber podido ganar la batalla contra los que aún hoy no hacen posible que las rosas rojas florezcan en los campos.
Que era heredero de promesas de amores eternos
de aromas amores suicidas almendrados
de retratos de amores moldeados en barro.
De sombras de manos entrelazadas a amar enseñandose.
De susurros de banderas que por imposición o por miedo jamás llegaron a sentirse enarbolar por el aire
Tesorero de palabras en soledad demasiado tiempo pensantes
En sus barrotes de hierro, cuentos aferrados, que pese a ser ancianos aún siguen luchando por seguir respirando
Sus paredes tapizadas de leyendas que le dan un aspecto de quietud inquietante
De bosquejos de sueños victimas de encarnizadas batallas que se negaron a guardar silencio, sueños con cicatrices de su país exiliados.
En su suelo hojas marchitas, huellas de nidos vacios de torcaces, indicando el precio que se paga por flirtear con el paso del tiempo ingrato.
El chirriar de los grillos la avisaron que en un instante el cielo se vestiría con su negro manto, y sintió pena por tener que dejarle solo con su recuerdos, acurrucado en sus tristes romances
Reanudando su caminar, llevo la mano a sus entrañas, sintiendo en ellas, los latidos acompasados del balcón, como si el fuera ese alguien que la forma del ángel de la muerte ni le conmoviera ni perturbase
Sumergiéndose ambos en la perfecta armonía del universo, descansando en los reflejos de la luna lacada en plata, con pendientes de azabache.

Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
   ozna-ozna
Safe Creative #1409031891738




jueves, 28 de agosto de 2014

Se habían olvidado ozna-ozna

Se habían olvidado sus maestros de enseñarla a parar el tiempo
de sacar la cabeza para respirar cuando las palabras hacen mal
tejiendo sobre su corazón dolor y oscuridad.
A como leer en las nubes versos de belleza inusual
A como liberar de su neceser de viaje numerarios desleales
recuerdos que no son buenos, recuerdos de ausencia que hacen llorar
A mantener los ojos abiertos cuando la densa niebla
hace amago de anidar en la luz lunar.
A no guardar la compostura y gritar a los cuatro vientos
que nunca acatará las reglas que prohíben al corazón peregrinar
en busca del amor, la justicia y la libertad
A advertir cuando pasea por los parques, el alma que con la de ella tiene afinidad
A asir en la palma de la mano los breves momentos cuando el sol bostezando
hace acto de presencia, dejándose sumiso idolatrar.
A barnizar en las olas los sabios silencios
A tatuar en el aire la emoción y ternura de los ojos que la hacen olvidar la soledad
A guardar los consuelos en frascos de cristal
A rubricar en el exhorto que manda la muerte,
esa muerte que sigilosamente siempre cumple su voluntad
que nunca conseguirá que el amor por los suyos
no quede esbozado en los suspiros de las copas de champan
a que antes de ellos dormirse regrese de los confines
para narrarles leyendas viejas,
cuentos de soldados montando recios alazanes
de príncipes y princesas que saben amar
de hacerlos sentir sobre el rostro sus besos
con aroma a mermelada de grosella ,
a merengue elaborado con clara de huevo batido, con azúcar glas.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1409031891714

martes, 19 de agosto de 2014

Esa poesía. ozna-ozna

Contemplando las gaviotas que al irse a dormir les narraban un cuento a las olas, me pregunté en cual estrella que luce sus galas en la noche, en que segundo del batallar del día , planea la poesía.
En que fracción de millones de lagrimas y miles de sonrisas, afloraría.
En cual de los pasos que sueñan en empezar de cero, que no cejan en su búsqueda de disfrutar un café en grata compañía.
En cual llamada no contestada o perdida.
En que vagón de tren que lleva como viajeros corazones que por amor son paladinos o su atavió desteñido por haber sido victimas de un chantajista.
En cual clave de sol de violín salmodia, en que gota de sangre de milonga, en cual de rayo de sol que por no sentir la desventura de fenecer suspira.
En que parte del diseño de un arquitecto, en que papiro de tumbas egipcias, en que trabajo de madera de ébano, roble, cerezo o pino, moraría.
Esa poesía que sin tener lengua habla , y al hacerlo, lo hace sin miedo a la absurda censura, a la critica destructiva.
Esa poesía que sin tener manos, al sueño con dulzura acaricia.
Esa poesía que se hace entender y ella no entiende de sentimientos chauvinistas, de religión, de opiniones sometidas, de ideologías.
Esa poesía cortesana palaciega o concubina.
Esa poesía danzarina que con su coreografía a la diosa mayestática y misteriosa Artemisa y a la diosa Ushás encargada de espantar los malos espíritus, enamora, involucra y conquista.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1409031891707

domingo, 17 de agosto de 2014

En la aislada aldea ozna-ozna

En la aislada aldea con sus casinas de piedra, con pilastras de madera que sostienen las ventanas, al abrigo de las montañas, de los verdes eucaliptos y castaños, predomina la paz, se desborda sin lastimarla, la luz solar al galopar sin soberbia sobre ella.
Conversando con ella misma, gozando de la locura que la caracteriza, despacin ascendió por el sendero que dirige al paisaje inquieto del mar.
Y allí recostándose en la hierba compartió con ella el latir de su corazón andariego, que se preguntaba, cuanto tiempo podía aguantar sin respirar.
Su mente confusa por no saber la razón por la cual no poder tener memoria como los peces
Escrutando en el guateado de las nubes el motivo por el cual no podía ser como las gavinas que osadas picotean la espuma de las olas, esperando la señal que las haga retornar a su lugar
Anhelando ser vidente para saber donde se ocultan durante el día las luciérnagas que emiten su luz colmando de destellos el sayo de la nocturnidad.
Tener poderes para mudarse en flor del recuerdo que resiste a las frías temperaturas del invierno, pese a su fragilidad.
Para saber el motivo por el cual talan los bosques, del caldo de cultivo de las guerras, de la corrupción de los partidos, de la censura, del fariseismo, del ridículo puritanismo, de la ignorante tiranía, cual es la razón por la que se daña a la madre Gea, su bella existencia, su dulce compás.
Adueñándose de ella el tono rubí del atardecer, que parecía llorar, como si le hubiera transmitido su tristeza, su impotencia por no comprender la maldad que duele y daña. se abrazó a la yerba
Esa yerba testigo de los pasos de sus antecesores, percibiendo su cuerpo que allí en sus raíces por siempre florecerían la solicitada justicia, la buscada y anhelada verdad.
Mientras el mar, ajena a todo, con sus espumeantes olas besaba la arena, haciéndose de rogar
 Los aleros de las casinas viejas de la aldea, los iba cubriendo despacin con mimo los blancos rizos de las estrellas, conocedoras estas que la sabiduría que nunca muere, en sus piedras moraría hasta la eternidad, esperando que algún día alguien viniera y  las supiera escuchar.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1409031891677

sábado, 16 de agosto de 2014

El precio por vivir ozna-ozna

La brisa nocturna con las cortinas de la sala al escondite jugaba
Mientras, en el firmamento las estrellas pensando que todos dormían
a las almas vigilia guardaban
Desconocedoras que unos ojos tristes, fascinados las exploraba
buscando en ellas el diseño de la vagabunda chamba.
La puerta sin aldaba
donde los afectos se hacen sentir a pesar de la distancia.
Donde la justicia exenta de venda militaba
Donde de la indigencia y de las guerras
los ojos de los  niños no platicaban
La traducción del lenguaje
de la biodiversidad de la naturaleza
Los campos rotulados de Yerba de Santa Lucía y San Juan que alivian la pena del alma
cuando la faz pálida de la ausencia y el desengaño en ella se incrustaba.
La luz del alba, sabiendo que tenía mucho por hacer presurosa arribaba,
y sintió que al oído le susurraba que en esta vida hay que ser trapecista sin red y maga
Mientras sin cédula de citación y convocatoria dos lagrimas de sus pupilas asomaban.
Y en ese instante deseó ser una de las seis cuerdas de guitarra
nota de piano que a su ritmo los sentimientos buenos danzan
Vuelo de colibrí que se desplaza a cien kilometros por hora
 para ir al encuentro de su amada
Escribir en el agua del mar y sus letras sobre ella anduvieran descalzas
acortando la longitud que de los apegos separa
Ser humo de cigarrillo que se aleja
sin que nada ni nadie con cuerdas limitara.
Hiedra que trepa con respeto por las paredes
y no las resquebraja ni maltrata
Esbozo de pintura que las tempestades corroer y desteñir no puede
y esta ahí por siempre para aquellos que la aman .
Libro que aunque las telarañas cubra, no pierde la esperanza
que un día no lejano unas manos queridas recuerden que su voz esta ahí grabada
esperando a ser escuchada.
El hechizo del sol con calma el tiempo marcaba
haciéndola volver la mirada
y ver que prefería pagar el precio por vivir
aunque su sino fuera ir siempre por el reflejo de su sombra acompañada
con tal de sentir el vaivén de los besos y los encuentros,
oír las voces que ella invoca, que desde la lejanía
con dulzura  por su nombre la llaman,
su piel lamida por la lengua fría azul del mar
con olas de espuma blanca.
Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1409031891660