poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna

domingo, 21 de agosto de 2016

El sol y el mar © ozna-ozna

El sol parecía tener ojos y oídos
como si formara con el cielo parte de un plan
Tambaleándose se aproximo a la melena del mar
mostrando su pose, se acercó reptando con cautela
temeroso que se pusiera brava al verlo sobre ella peregrinar
Pero ella la calma conservó
y con sus olas en la arena le fue construyendo
mil frases con el verbo amar
al ser su rostro demasiado hermoso y carente de maldad
Zigzagueando sin ningún pudor acarició su mejilla
y sin fingir orgasmo se entregó a él total
Mientras en un jardín de un lejano lugar
no por cuestiones económicas, ni por apariencias guardar
de forma apasionada amapolas comenzaron a brotar
El tiempo se detuvo al ver a los amantes amarse igual que ayer
y decidió instalarse en aquel reino encantado
donde el amarre de la nostalgia no existe
al ser condenado a galeras por hacer llorar a Tetis hija del dios del mar
Donde la fantasía escribe estrofas poéticas
para que vuele el amor en libertad
y la cellisca para ello no ose en ponerle ninguna complejidad.


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis letras vuestro respeto y cariño
ozna ozna

jueves, 18 de agosto de 2016

Sin saberlo él © ozna ozna

El sol caía sobre aquel rostro absorto en sus pensamientos
como si quisiera abrazar su pelo plateado
mientras el reloj del ayuntamiento recordaba con sus campanadas
que era medio día a las casinas unas a otras apiñadas
a la ermita del pueblo donde las mañanas de domingo
acudían los beatos pensando así barrer sus pecados
Una afable voz llamándola, hizo evocar a aquel rostro
tiernos instantes cuando antes de dormir le contaba un cuento,
cuando jugaban juntos a uno, dos, tres pollito ingles
La voz pertenecía a su hijo, ese hijo que ella deseaba
que nunca lo mordiera el destino
que sus sueños no fueran a parar al cantón
donde habitan los sueños que nunca la luz ven
Las miradas de ambos se encontraron y sin articular palabra
sus cinco sentidos hablaron de los geranios de los recuerdos,
de las madreselvas del tiempo, de los peldaños de la vida gastados
Sin saberlo él, ella le seguía haciendo falta, mucha falta
cuando nubarrones oscuros descargaran lluvia torrencial sobre él
Sin darse cuenta que las facciones de ella desaparecerían de su vida
cual pétalos de rosa que se desprenden sin hacer ruido un atardecer
que con lento caminar se va preguntando si la luna roja
iluminará aquella noche los rincones más oscuros del pielago
se olvidaba de construirle un obelisco, de decirla te quiero
de hacerle una diadema con florines de azahar
hojinas de hierba buena, membrillo y laurel
y entonces, solo entonces con la cara cobijada en sus manos llorará
por aquella caricia que no le dio, y dejó en el cielo prender
y por su madre ya no poder sentirla en la piel, se oxidará
como hierro bautizado por la salmuera del mar que no se ve.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1608218982478

domingo, 14 de agosto de 2016

La portadora © ozna-ozna

Sin entender porque había dejado de sentir
aquel corazón reunió todos sus pensamientos
y sintió una imperiosa necesidad de hablar de sus miedos
de la trilogía de sus pasiones y sentimientos,
de las horas frías, del restañar de las heridas que en el iban dibujando
las primaveras, los otoños, las tempestades de la vida.
Del mudar de su acento, del cambio en la calidez de su sonrisa.
De mirar una a una la cara de los retratos
donde de ellos las letras se iban borrando
sin a tocarlos atreverse, por habitar en el valle de sus sueños
por de oro liquido ser.
Sin saber expresarse de otra manera, su latido se encrespó
al oír caminar marionetas de prisa, sin detenerse a mirar
la magia en un ocaso, en una caricia, en una poesía
en el nacimiento de un pajarin que con ansia
rompe la cascara del huevo que lo habita
sin darse por aludido
hirientes idiomas que con osadía al amor pretenden empobrecer
Al ver ignorantes y egoístas edificar su propio silencio,
su propia oscuridad crear, volverse sus propios verdugos
Negándose a si mismos que el mundo no son cuatro columnas,
sino un jeroglífico que anhela ser comprendido,
pero jamás explotado ni poseído.
La portadora de aquel corazón con el cigarro entre los labios
a la ventana se acercó y deseó que él se sumergiera en sus lagunas
para luego salir a la superficie,
volviendo a ser como era en su primer latido
vestido del color del agua marina
Y vio como la luna, que igual que ella de insomnio padecía,
danzando a su ritmo, a las estrellas citas de lectura fluida
con pluma entintada en la ternura les escribía
Abriéndose camino sobre las nubes,
intentaba despertar al futuro dormido.
Exiliar al cansancio que en aquel corazón
hacer su nido pretendía.
a la tristeza y al frío que en ser sus amigos insistían
Consolar su llanto desesperado en la calle
sin sentir vergüenza ni cobardía
Pintar su brillo a carboncillo en sus cavidades
para darles fuerza para comenzar un nuevo libro.
Hacerle entender que para sobrevivir lo que se comienza se termina.
Que el Amor y el Odio, al entreverarse con la sangre,
las dos pasiones se confraternizan, expresando por la piel
las conjugaciones y epítetos, los que las lenguas omiten
por falta de carácter y honradez


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1608218982454

jueves, 4 de agosto de 2016

Pasado, presente, futuro © ozna- ozna

Pasado, presente, futuro
tres voces con entonaciones distintas
que sobreviven en un mundo hostil
refugiándose en el sosiego de las horas
sin traicionar su convicción
Tres efigies juntas caminando con lentitud
apartando maleza en el jardín de la vida
con aroma a flores de azahar, a cerrado y a musgo
sintiéndose dilectas por la leyenda de la danza de la muerte
por los pictogramas de las artesanales alas de las alevillas
Tres motas de polvo, imposible de colocarlas grilletes
recluirlas en calabozos con claros y oscuros
Pasado, presente, futuro
que sirven al alma de inspiración
para que esta plasme en un papel una ilustración
buscando la geometría del amor
en el flabelo de las estrellas
en el semblante de la luna
Pasado, presente, futuro
Mudarán los siglos y ellos seguirán aquí
infatigables y fieles como las olas del mar
como las puestas románticas creando un entorno de pasión
como las gaviotas cincelando su vuelo en la boveda celeste
poniendo en ello sus sentimientos y corazón
como los caracoles acuáticos que hasta que no encuentran su destino
no salen de sus conchas para buscar sustento, la calidez del sol del medio día


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1608068560772

viernes, 29 de julio de 2016

Los rayos herejes del sol © ozna-ozna

Los rayos herejes del sol de la tarde empezaban a retirarse
y ellos buscaban un lugar que no hubiera sido aún explorado por nadie
para darse mutuamente un placer incorregible e insaciable.
Ajenos a los cirros que con paso vacilante caminaban por laberínticos guetos
por suelos colmados de minas, andando sobre ellos de un lado para otro, pies descalzos de expatriados.
Por mochilas heridas de niños, por robarles sujetos a plena luz del día sus más preciados tesoros
sin rastro en los rostros de emoción palpitante
Por vallas metálicas que limitaban la existencia y solidificaban el aire
Ella extendió su mano para coger la de el, soñando para ambos un destino
donde los desabridos, su embeleso en cenizas no mudasen
El se puso detrás de ella haciéndola sentir su respiración acompasada en la espalda
los dos cuerpos perfectamente acoplados
Y en ese instante sintió que era una ola en un océano de pasión
que a los mandamientos eclesiásticos desafiaba
Una antorcha que ardía y el fuego se fragmentaba
y esparciéndose en todas direcciones, con dulzura declamaba
Que al fin su alma prisionera había hallado la brecha en la materia que la trasportaba,
y se escapaba a la constelación de Orión, a los jardines que al astro Sirio bordeaban
al mundo de la melodía de violines, al de lo concreto y lo abstracto
Que al fin sabía el motivo por el cual el mar jamás huye de la arena, cual cobarde
el porque las estrellas no se desprenden del cielo, pese a estar sujetas en el, con alfileres blancos
Visitaba el pasaje donde se origina el aroma de las hierbas y el de las rosas salvajes
Muy lejos, la distancia escuchaba los susurros en voz baja de los dos acelerados corazones amantes
y pensó que solo por ser testigo de ese instante, solo, merecía la pena absorber el aire
aún sabiendo que las flores del tiempo van revistiendo las paredes de la vida, de relente, de espectros, y sombreados.


Infinitas gracias entrañables amig@s, por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1608068560758




domingo, 17 de julio de 2016

Los gorriones y la madre Gaia © ozna-ozna

Los gorriones ofrecían su primer parpadeo de la mañana al sol, que perezoso sacaba sus rayos de su improvisada yacija .
Arribaban levantando sus frágiles alas con sus pequeños ojinos brillantes, hablando entre ellos un lenguaje colmado de vida, difícil de interpretar por el oído humano aquel epinicio.
Y ella tuvo la entelequia que aquellos huéspedes predilectos de Gaia, con sus saltitos ligeros tenían como cometido aliviar las penas que asfixian el alma, y les dedicó una afectuosa sonrisa.
Mientras los observaba deseo no pertenecer a aquel circo del día a día, del cual para asistir a sus payasadas, exigía pagar entrada , donde el dinero, la corrupción y el poder con gafas oscuras se adherían.
Sintiendo todo su ser que se ahogaba dentro de las saetillas, que estaba atrapado en aquella tela de araña con sus nauseabundos burocráticos hilos.
Que por mucho luchar contra los molinos de viento no distaba luz alguna al final del túnel.
Y ansío ser uno de ellos, libre, viviendo en estado salvaje, fiel a sus raices.
Aspirando el humo del cigarrillo, vio como trazando un arco en el cielo a cámara lenta, se sumergían en el espesor de una nube, para luego reaparecer sin titubear con trinos de jubilo, como si del miedo hicieran la burla.
Cual si regresaran de un pasado mítico.
Y de pronto la invadió el cansancio como si el esfuerzo del caminar de los años sumados al ruido silbante de la rutina, las noches sin sueño, los contratiempos del destino que la hicieron salir de su camino, para después de un gran rodeo hacerla volver al mismo, le pasaran factura.
Un rayo de sol hizo refulgir las alas de aquellos gorriones, y en aquel alarde de magnificencia de colores azafranados y marrones desplegándose le transmitieron el oxigeno necesario para seguir manteniendo el equilibrio.
Y cual si una mano anónima hubiera accionado un interruptor, sus sentidos comenzaron a sentir el cosquilleo del latido de una margarita que abría sus hojas por primera vez a la luz del día.
Aquellos frágiles gorriones le habían dado una lección, demostrando que aunque sujetos imperativos pensaran que lo tenían todo bajo su control y dominio por los siglos de los siglos, la madre Gaia catedrática en historia, de honradez acrisolada, soltando una sonrisa significativa, con ayuda de ellos, tildaría la vocal i y la consonante eme de lo imposible, para que así no llorara la alegría, la integridad y la armonía llegaran a ser factibles.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1607238436138

domingo, 10 de julio de 2016

El libro abierto....© ozna-ozna

El libro abierto sobre la mesa parecía estar vinculado a ella de alguna manera.
Ambos compartiendo el difícil arte de subsistir en un mundo que cuando el ascua del sol se posa sobre el, siempre representa la misma escena, sin parar de dar vueltas, sin tregua, atado a el nudos que nadie está dispuesto a desasir, ni apalabrar llegar un día a hacerlo siquiera. 
Ambos buscando la manera que las voces pintorescas con sabor a tinta del interior de el, los sueños de ella, mentes vacías no los hicieran desaparecer de la faz de la tierra, buscando el modo de seguir respirando hasta llegar a ser testigos de como los pueblos al fin rompen sus cadenas. 
Ambos atesorando facciones, historias y sentimientos, él en sus entrañas que ha cruzar fronteras se arriesgan, ella en el corazón que sin ningún tipo de practica a la luna y al mar, en una lengua que no es la suya, de ellos habla, aunque estas no parezcan percatarse de su presencia. 
Vulnerables los dos al moho y a los desgarros del tiempo que insolente en telas de araña sobre ellos trenza. 
Su mano acarició el libro, mirándolo con mirada intensa, preguntándose para ella:
                    ¿ No habrá nadie que nos comprenda por medio de la conciencia  ?
Sin ser consciente que en el espectral silencio, también por dentro él la observa 
En ese instante por encima de la cacofonía de las campanadas del reloj, le llegó de el la respuesta
                     - No lo se, pero si se que jamás cejaremos en nuestro empeño
Hasta que a los anhelos no escondan a medio camino, sin llegar estos a vislumbrar sus proyectos. 
Hasta que a la elocuencia sin palabras no cierre con llave la ambición, esa ambición que a las aves marinas, a los granos de arena, torna negras.
Hasta que la indiferencia no haga llorar al Amor, a las piedras por el sol morenas, a los muñecos de peluche, al ser testigos del maltrato a la avenencia, a la voluptuosidad, al ocaso y a la inocencia. 
Hasta que la ignorancia osada deje con brusquedad de frenar a la pluma que sobre el papel se desliza procurando otorgar más de lo que le pidieran
Un sentimiento desconocido invadió el alma de ella, y comenzó a buscarle palabras y letras, pues todo sentimiento es digno de tenerlas y de luchar por ellas, para no permitir que jamás nadie por no querer tomarse la molestia de entenderlas, las censure y enmudezca. 

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna 
                    Safe Creative #1607178396998

jueves, 7 de julio de 2016

El Alma © ozna-ozna

El Alma meditaba dentro de aquel cuerpo que la cobijaba, a pesar de ignorar su dulce voz de soprano.
Incapaz de acariciarla por no concebir su silueta y formato.
Pese a que palpitara con fuerza en el interior de sus entrañas, no poseer el don de detallarla
A pesar de ser hermanos de sangre, ser para el una figura velada
El Alma ni negra ni blanca, afligida lloraba y en medio de un hondo silencio se preguntaba:
            ·¿ Como podría hacer sin pliegos, ni tratados, ni comunicados, que aquel cuerpo dejara de hacer caso omiso a su desnutrida llamada, si era ella, era ella la que lo llamaba ?-
A unos pasos de aquella escena, el sueño que empezaba a bostezar entre la luz de la luna rezagado, dedicándose a ultimar los preparativos de su viaje, desde lejos la miraba con infinita lastima
Y para él que no existía la realidad, ni el ayer ni el mañana, que se pasaba las horas enteras sin pronunciar palabra, tomó la resolución de ayudarla
El cuerpo despertó del descanso letárgico viéndose sorprendido por un hecho mágico
Los rayos del sol descalzos, con aroma a mar y montaña, juntándose y separándose trepaban por una cuesta empinada y haciendo un juego apasionante y divertido atravesaron la estancia tendiéndole la mano
De aquel corazón que reseco estaba por no ser sabedor que todo lo bello en el final comenzaba,
suspiros empezaron a florecer con sabor embriagante, y con vergüenza encorvada, franqueó puentes, bordeó los fosos que llegaban al alma, iniciándose entre ambos al llegar junto a ella un coloquial y esperanzador lenguaje.
La frágil hoja del almanaque acostumbrada con desgana a iniciar sus aburridas, absurdas y estúpidas obligaciones rutinarias al escuchar el alegre rumor de los pasos de los dos que ritmicamente enlazados, al son de una gramola danzaban, quiso unirse a ellos, y con detenimiento se dispuso a acicalarse, sacó del closét los zapatos de baile que ha mucho tiempo tenía allí olvidados, y entre los tres se inició a la sombra de un sicomoro, una algarabía hechicera y cautivante.


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1607108347397

viernes, 1 de julio de 2016

Ilusión © ozna-ozna

Ilusión, prima hermana de la Locura
Ilusión, colmada de sensibilidad
culpable de hacer huir al grito de la apatía
Ilusión, que hace sentir al paladar su sabor, de especial delicia
Ilusión, que participa activa y directamente
a su modo y manera expresándose
en los latidos de la vida
Ilusión, trotamunda que canta una nana
que a la esperanza recita poesías
Que los sueños con desespero la buscan
Que mitiga el dolor de los tropiezos
en los escollos del camino.
Ilusión, palabra universal con aire fresco
formada por cuatro vocales, que no les importa lo que el destino diga
Que ojos con catalejo en el horizonte lejano buscan
verla surcar en su navío
con las velas arriadas despertando al sol dormido
que su estructura tejió con caricias
con el murmullo de su dulce navegar
con corales marinos
con los amaneceres más limpios,
Ilusión, revoltosa y divertida que al mundo hace parecer distinto
que el Amor la venera, y algunas lenguas por no percibirla,
la alambican como a un mito
que algunos hasta la vida dieran por lamer su boca
otros por entre las estrellas acariciar su sonrisa.


Infinitas gracias entrañables amig@s, por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1607088328058

jueves, 23 de junio de 2016

Aquella noche © ozna-ozna

Aquella noche la luna lucia vestido de brocado en honor al dios Belenos.
Iluminando su belleza el catártico fuego, aromatizandola el taumaturgo muérdago
Ofreciendola el mar su doncellez, que dependiendo de su timidez
mudaba sus visos azul marino de manera significativa
Y por razones inexplicables, aquella misma noche
ella llegó al final de aquel libro
Acariciando su tapa lo cerró, y sin llanto, y sin mediar palabra
acomodándolo en la leja, prometió al autor de aquellas letras, que nada ni nadie
podría arrancar jamás el amor que hacía el sentía.
En el cielo las estrellas brillaban de modo distinto
haciendola saber que cuando el reloj de la torre
las doce campanadas diera, el alma de aquellas letras
que la hizo soñar que se deslizaba por las nubes sin hacer ruido
Mirar al mundo con ojos de niña
Declamar sin saber de poesía, las más dulce de las elegías
Que la enseñó para que sirve la estructura de los lujuriosos suspiros
los movimientos sexuales que por los laberintos de las entrañas
hurgan y se organizan, creando una obra de arte sin certificado de artistas
El destino que está instruido en que para construir hay que destruir primero
sin permitirle agitar pañuelos por siempre de ella lo separaría
Sonriendo de forma extraña se quedó mirando aquel fuego que delante de ella ardía
y sacudió sobre el, lo que aquella bolsina de tela contenía.
Que importaba lo que era, las llamas lo descompondrían, la brisa marina lo dispersaría
Y en un lugar del corazón que nadie acceso a el tenía
se instalo una sensación que la empujaba a seguir caminando con desconsuelo
sin mirar hacía atrás, sin reproches, sin disculpas, ni despedidas
La piel de aquella mujer el movimiento de cada uno de los pies del tiempo envejecería
pero no así a las iniciales del autor de aquel libro
No podría alterar el profundo color, el intenso brillo de los hilos que el usó, para bordarlas en ella, cual si se tratara de la batista más fina.


 Infinitas gracias entrañables amig@s, por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606268216420