poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna

domingo, 17 de julio de 2016

Los gorriones y la madre Gaia © ozna-ozna

Los gorriones ofrecían su primer parpadeo de la mañana al sol, que perezoso sacaba sus rayos de su improvisada yacija .
Arribaban levantando sus frágiles alas con sus pequeños ojinos brillantes, hablando entre ellos un lenguaje colmado de vida, difícil de interpretar por el oído humano aquel epinicio.
Y ella tuvo la entelequia que aquellos huéspedes predilectos de Gaia, con sus saltitos ligeros tenían como cometido aliviar las penas que asfixian el alma, y les dedicó una afectuosa sonrisa.
Mientras los observaba deseo no pertenecer a aquel circo del día a día, del cual para asistir a sus payasadas, exigía pagar entrada , donde el dinero, la corrupción y el poder con gafas oscuras se adherían.
Sintiendo todo su ser que se ahogaba dentro de las saetillas, que estaba atrapado en aquella tela de araña con sus nauseabundos burocráticos hilos.
Que por mucho luchar contra los molinos de viento no distaba luz alguna al final del túnel.
Y ansío ser uno de ellos, libre, viviendo en estado salvaje, fiel a sus raices.
Aspirando el humo del cigarrillo, vio como trazando un arco en el cielo a cámara lenta, se sumergían en el espesor de una nube, para luego reaparecer sin titubear con trinos de jubilo, como si del miedo hicieran la burla.
Cual si regresaran de un pasado mítico.
Y de pronto la invadió el cansancio como si el esfuerzo del caminar de los años sumados al ruido silbante de la rutina, las noches sin sueño, los contratiempos del destino que la hicieron salir de su camino, para después de un gran rodeo hacerla volver al mismo, le pasaran factura.
Un rayo de sol hizo refulgir las alas de aquellos gorriones, y en aquel alarde de magnificencia de colores azafranados y marrones desplegándose le transmitieron el oxigeno necesario para seguir manteniendo el equilibrio.
Y cual si una mano anónima hubiera accionado un interruptor, sus sentidos comenzaron a sentir el cosquilleo del latido de una margarita que abría sus hojas por primera vez a la luz del día.
Aquellos frágiles gorriones le habían dado una lección, demostrando que aunque sujetos imperativos pensaran que lo tenían todo bajo su control y dominio por los siglos de los siglos, la madre Gaia catedrática en historia, de honradez acrisolada, soltando una sonrisa significativa, con ayuda de ellos, tildaría la vocal i y la consonante eme de lo imposible, para que así no llorara la alegría, la integridad y la armonía llegaran a ser factibles.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1607238436138

domingo, 10 de julio de 2016

El libro abierto....© ozna-ozna

El libro abierto sobre la mesa parecía estar vinculado a ella de alguna manera.
Ambos compartiendo el difícil arte de subsistir en un mundo que cuando el ascua del sol se posa sobre el, siempre representa la misma escena, sin parar de dar vueltas, sin tregua, atado a el nudos que nadie está dispuesto a desasir, ni apalabrar llegar un día a hacerlo siquiera. 
Ambos buscando la manera que las voces pintorescas con sabor a tinta del interior de el, los sueños de ella, mentes vacías no los hicieran desaparecer de la faz de la tierra, buscando el modo de seguir respirando hasta llegar a ser testigos de como los pueblos al fin rompen sus cadenas. 
Ambos atesorando facciones, historias y sentimientos, él en sus entrañas que ha cruzar fronteras se arriesgan, ella en el corazón que sin ningún tipo de practica a la luna y al mar, en una lengua que no es la suya, de ellos habla, aunque estas no parezcan percatarse de su presencia. 
Vulnerables los dos al moho y a los desgarros del tiempo que insolente en telas de araña sobre ellos trenza. 
Su mano acarició el libro, mirándolo con mirada intensa, preguntándose para ella:
                    ¿ No habrá nadie que nos comprenda por medio de la conciencia  ?
Sin ser consciente que en el espectral silencio, también por dentro él la observa 
En ese instante por encima de la cacofonía de las campanadas del reloj, le llegó de el la respuesta
                     - No lo se, pero si se que jamás cejaremos en nuestro empeño
Hasta que a los anhelos no escondan a medio camino, sin llegar estos a vislumbrar sus proyectos. 
Hasta que a la elocuencia sin palabras no cierre con llave la ambición, esa ambición que a las aves marinas, a los granos de arena, torna negras.
Hasta que la indiferencia no haga llorar al Amor, a las piedras por el sol morenas, a los muñecos de peluche, al ser testigos del maltrato a la avenencia, a la voluptuosidad, al ocaso y a la inocencia. 
Hasta que la ignorancia osada deje con brusquedad de frenar a la pluma que sobre el papel se desliza procurando otorgar más de lo que le pidieran
Un sentimiento desconocido invadió el alma de ella, y comenzó a buscarle palabras y letras, pues todo sentimiento es digno de tenerlas y de luchar por ellas, para no permitir que jamás nadie por no querer tomarse la molestia de entenderlas, las censure y enmudezca. 

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna 
                    Safe Creative #1607178396998

jueves, 7 de julio de 2016

El Alma © ozna-ozna

El Alma meditaba dentro de aquel cuerpo que la cobijaba, a pesar de ignorar su dulce voz de soprano.
Incapaz de acariciarla por no concebir su silueta y formato.
Pese a que palpitara con fuerza en el interior de sus entrañas, no poseer el don de detallarla
A pesar de ser hermanos de sangre, ser para el una figura velada
El Alma ni negra ni blanca, afligida lloraba y en medio de un hondo silencio se preguntaba:
            ·¿ Como podría hacer sin pliegos, ni tratados, ni comunicados, que aquel cuerpo dejara de hacer caso omiso a su desnutrida llamada, si era ella, era ella la que lo llamaba ?-
A unos pasos de aquella escena, el sueño que empezaba a bostezar entre la luz de la luna rezagado, dedicándose a ultimar los preparativos de su viaje, desde lejos la miraba con infinita lastima
Y para él que no existía la realidad, ni el ayer ni el mañana, que se pasaba las horas enteras sin pronunciar palabra, tomó la resolución de ayudarla
El cuerpo despertó del descanso letárgico viéndose sorprendido por un hecho mágico
Los rayos del sol descalzos, con aroma a mar y montaña, juntándose y separándose trepaban por una cuesta empinada y haciendo un juego apasionante y divertido atravesaron la estancia tendiéndole la mano
De aquel corazón que reseco estaba por no ser sabedor que todo lo bello en el final comenzaba,
suspiros empezaron a florecer con sabor embriagante, y con vergüenza encorvada, franqueó puentes, bordeó los fosos que llegaban al alma, iniciándose entre ambos al llegar junto a ella un coloquial y esperanzador lenguaje.
La frágil hoja del almanaque acostumbrada con desgana a iniciar sus aburridas, absurdas y estúpidas obligaciones rutinarias al escuchar el alegre rumor de los pasos de los dos que ritmicamente enlazados, al son de una gramola danzaban, quiso unirse a ellos, y con detenimiento se dispuso a acicalarse, sacó del closét los zapatos de baile que ha mucho tiempo tenía allí olvidados, y entre los tres se inició a la sombra de un sicomoro, una algarabía hechicera y cautivante.


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1607108347397

viernes, 1 de julio de 2016

Ilusión © ozna-ozna

Ilusión, prima hermana de la Locura
Ilusión, colmada de sensibilidad
culpable de hacer huir al grito de la apatía
Ilusión, que hace sentir al paladar su sabor, de especial delicia
Ilusión, que participa activa y directamente
a su modo y manera expresándose
en los latidos de la vida
Ilusión, trotamunda que canta una nana
que a la esperanza recita poesías
Que los sueños con desespero la buscan
Que mitiga el dolor de los tropiezos
en los escollos del camino.
Ilusión, palabra universal con aire fresco
formada por cuatro vocales, que no les importa lo que el destino diga
Que ojos con catalejo en el horizonte lejano buscan
verla surcar en su navío
con las velas arriadas despertando al sol dormido
que su estructura tejió con caricias
con el murmullo de su dulce navegar
con corales marinos
con los amaneceres más limpios,
Ilusión, revoltosa y divertida que al mundo hace parecer distinto
que el Amor la venera, y algunas lenguas por no percibirla,
la alambican como a un mito
que algunos hasta la vida dieran por lamer su boca
otros por entre las estrellas acariciar su sonrisa.


Infinitas gracias entrañables amig@s, por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna

Safe Creative #1607088328058

jueves, 23 de junio de 2016

Aquella noche © ozna-ozna

Aquella noche la luna lucia vestido de brocado en honor al dios Belenos.
Iluminando su belleza el catártico fuego, aromatizandola el taumaturgo muérdago
Ofreciendola el mar su doncellez, que dependiendo de su timidez
mudaba sus visos azul marino de manera significativa
Y por razones inexplicables, aquella misma noche
ella llegó al final de aquel libro
Acariciando su tapa lo cerró, y sin llanto, y sin mediar palabra
acomodándolo en la leja, prometió al autor de aquellas letras, que nada ni nadie
podría arrancar jamás el amor que hacía el sentía.
En el cielo las estrellas brillaban de modo distinto
haciendola saber que cuando el reloj de la torre
las doce campanadas diera, el alma de aquellas letras
que la hizo soñar que se deslizaba por las nubes sin hacer ruido
Mirar al mundo con ojos de niña
Declamar sin saber de poesía, las más dulce de las elegías
Que la enseñó para que sirve la estructura de los lujuriosos suspiros
los movimientos sexuales que por los laberintos de las entrañas
hurgan y se organizan, creando una obra de arte sin certificado de artistas
El destino que está instruido en que para construir hay que destruir primero
sin permitirle agitar pañuelos por siempre de ella lo separaría
Sonriendo de forma extraña se quedó mirando aquel fuego que delante de ella ardía
y sacudió sobre el, lo que aquella bolsina de tela contenía.
Que importaba lo que era, las llamas lo descompondrían, la brisa marina lo dispersaría
Y en un lugar del corazón que nadie acceso a el tenía
se instalo una sensación que la empujaba a seguir caminando con desconsuelo
sin mirar hacía atrás, sin reproches, sin disculpas, ni despedidas
La piel de aquella mujer el movimiento de cada uno de los pies del tiempo envejecería
pero no así a las iniciales del autor de aquel libro
No podría alterar el profundo color, el intenso brillo de los hilos que el usó, para bordarlas en ella, cual si se tratara de la batista más fina.


 Infinitas gracias entrañables amig@s, por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606268216420


lunes, 20 de junio de 2016

Recuerdos © ozna-ozna

Recuerdos que habitan en las estribaciones de la mente
Que cuando salen jadeando de la oscuridad
cual trote de caballos salvajes
sobresaltan al dormitar en calma de las horas
Recuerdos con voz ronca que empapan el alma
y se instalan en los poros del rostro
Recuerdos, figuras de guiones de teatro
que se mueven apoyándose
en las paredes del escenario
haciendo temblar a las entrañas
al oírlos recitar en voz baja unos versos
que no armonizan el uno con el otro
Recuerdos que fingen dormir y se nutren solos
que cuando se despiertan con lagañas en los ojos
encienden el farol de la gruta donde moran
y echan a andar zigzagueando de un lado para otro
y ríen y lloran y danzan al compás de un viejo saxófono
o simplemente se mantienen encogidos esperando
sin saber nunca el motivo de aquella danza
ni el epiteto del algo o del alguien que ellos esperan
y nunca se persona
Recuerdos con aroma a rosas silvestres, a confitura
a almendras amargas, a carantoñas
que dejan en el paladar sapidez acaramelado o acibarado
los tonos de la desolación o el alborozo en las retinas de los ojos.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606208184970

jueves, 16 de junio de 2016

El corazón de cristal © ozna-ozna

El corazón de cristal maldijo al sentir como dientes de rata roían los peldaños de la escalera que conducía al mundo donde todo en el estaba en orden armonioso
El corazón de cristal junto una taza vacía de café, un cenicero lleno de colillas, y un montón de folios, para protegerse del frío que de el no quería irse, puso un echarpe sobre los hombros.
Tenía la sensación que alguien había tapiado el acceso que daba a los ojos claros que no pierden el brillo por externas presiones.
Que la indiferencia en las almas hacía crecer malas yerbas, zarzas a su antojo.
Que las guerras sin cuartel y la usura pintaban a los océanos de duelo y odio.
Que las conciencias para los oídos usaban tapones
Que habían olvidado adrede donde pusieron la llave de cobre del recurso contencioso dirigido contra la huida de los valores
Que componían formulas para que el viento huracanado manipulara los mandos del sol con el fin de romper la paz a su apacible tono.
Que ahogaban el aliento de amor de las estrellas cuando copulaban con las velas de los pequeños barcos de valientes pescadores.
La luna que lentamente ascendía por un sendero invisible, sintiéndose responsable de aquel corazón de cristal dotado de movimiento propio, deseó lamer sus diez partes funcionales y morfológicas.
Mientras el rumor de las olas rompiendo en los acantilados, cruzándose con la bruma color ocre, esparcía los fragmentos de aquel corazón de cristal anacoreta por las arterias de los pasajes, sin mencionar nombres ni direcciones.

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606168162087

domingo, 12 de junio de 2016

El columpio encantado © ozna-ozna

Encendió el cigarro y la llama del mechero la hizo recordar que ha tiempo, cuando era muy niña, familia lejana, la habían llevado a un paraje donde habitaba un columpio encantado.
Y justo en esta etapa de su vida precisaba retornar a aquel lugar para devolver el reflejo de la ilusión a los ojos de su alma que ahora un vació profundo en ellos se dejaba ver.
Recordó que en aquel lugar, las aves exponían a la brisa sus trinos cordiales que sin temor a nada ni a nadie por todos los confines derramaban
Cerró fuerte los ojos y sin dar un paso sintió que los pies hacía allí la llevaban.
Contempló al columpio durante un breve espacio, el probin allí estaba con aspecto melancólico, solin, cubierto de telas de araña.
Se le había olvidado el pacto de cuidarlo, que ha mucho, mucho tiempo había hecho con él, y el con tanto amor había escuchado.
El aroma a pino silvestre turbó a la ese del silencio que allí estaba sosteniéndose con una mano
Y de manera respetuosa con la punta de los dedos lo fue acariciando, sintiendo por el y por ella mucha lastima, e inclinándose hacía el, comenzó a susurrarle
                      " Escucha columpio, puedes estar seguro que volveré y de pintar de color verde esperanza tu madera ennegrecida y mohosa, cargo me haré"
Una sonrisa se dibujo en el balanceo del columpio.
                      "¡ Si ¡".  Contestó
Y ella no apartando los ojos de el se apresuró a responder
                      " Puedes estar seguro que así será, nunca más abandonado te dejare "
Sin vacilar un instante se abrazó con fuerza a el, sintiendo el calor de su madera encantada, que solicitaba caricias, palabras mimosas, versos sentidos que solo el de descifrar estaba dotado.
La luna vestida de cendal se asomó a la ventana y al ver dormir vestida sobre la cama a aquella figura de mujer, temiendo despertarla apagó su palmatoria y se fue a descansar a su cuarto ella también,
con las huellas del llanto vertido por lo absurdo de la vida reflejado en su faz color miel.
Sabiendo que siempre habrá un columpio encantado, un trovador voluntario que con la magia y la inspiración se encargarán de hacer huir a la desesperanza que cobarde en las profundidades siniestras de la noche se agazapa
De que harán que a ella su color y brillo no le flaquee, ni sienta mortal frío, cuando acude a la cita con la tierra concertada, para saborear un buen y aromático café.


Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606128129976

miércoles, 8 de junio de 2016

Los fragmentos de los sentimientos © ozna ozna

Los fragmentos de los sentimientos
trataban de hacer entender al banal mundo
Que la proximidad no se trata de estar cerca o lejos
Que lo invisible no es tal
que se hace elocuente en las cosas pequeñas
que las leyes de la madre Gaia ayuda
a estar en continuo crecimiento y flujo
Que la verdad y la mentira tienen sus símbolos
y al expulsar por la boca una u otra
se reflejan en los ojos del que las menciona
Que la ignorancia osada
en pobres mentes y no de limosna
su propio mundo confecciona
Que la vejez y la muerte coexisten
en el primer latido de vida
que al ser tan menino, apenas se escucha
Que la libertad respira
en el humo de incienso que la evoca
y a la brisa desborda
Que el cuerpo es la tela de araña
que a la fonética del alma aprisiona
Que el Amor y la metrica de los versos se relacionan
al ser ambos melodía intima armoniosa
mudables, independientes, míticos y misteriosos
sin costumbres aristocráticas ni religiosas
con esencia propia que de limites no conoce
Que nacen los dos con un único propósito
expresarse sutil y metafóricamente a su modo

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño
ozna-ozna
Safe Creative #1606088104761

sábado, 4 de junio de 2016

El vagabundo ozna-ozna

El vagabundo tendido en un banco del parque
hasta la vida diera por poder interpretar aquella noche
el parpadear de las estrellas que sin licencia poética
trataba de recitar en voz alta un poema completo de pasión
El vagabundo naufrago de la vida
escuchaba el latido de su corazón
figurandosele que evocaba el segundo aquel con sabor a tomillo
donde quedo en su boca fotograbado el primer beso de Amor
El minuto donde para seguir caminando
tuvo que romper lazos, y sin mirar para atrás
pasar pagina y decir no un hasta luego, sino adiós
La hora que para buscar la huella exótica de la ilusión
del barco del mundo se hizo polizón
El vagabundo aquella noche en el desván de su mente rebuscaba
el instante en que el vuelo de una mariposa
le hizo conocer la diferencia entre subsistir y preexistir
comprender que el destino a cada ser
sin pedir consentimiento explicito
le escribe con desemejantes signos trazados su guión
El vagabundo arrebujado por el oropel de la luna
después de ganarle la cruzada el sueño, se durmió
Cuando la alborada bostezando arribó
en aquel banco solo quedaba del vagabundo su caparazón
Aquella noche el parpadear de las estrellas suspendido del cielo
de su composición poética tendría su inherente declamador

Infinitas gracias entrañables amig@s por a mis humildes letras vuestro respeto y cariño.
ozna-ozna
Safe Creative #1606048076800