poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : La luminiscencia del lucero ozna-ozna

sábado, 26 de julio de 2014

La luminiscencia del lucero ozna-ozna

La luminiscencia del lucero osado entraba por la ventana
Todas las noches retornaba de no se sabía que lugar lejano
Siendo para ella un centinela, una leyenda, un talismán
que sin presentirlo venía a confortar el abatimiento de su alma
Lentamente con temor a de vista perderlo
se encamino hacía donde su luz manaba
observándolo con sus ojos color castaño
deseando preguntarle de donde procedía
cual era su linaje, su jerarquía
que es lo que le hacía sin escolta viajar
sin temor al hechizo de la luna
a que le trasmitiera la magia que en ella moraba
Cual era su refugio, cuales eran las montañas tras donde se ocultaba
cuando el sol sobre la tierra comenzaba a galopar
rindiendola a sus pies al confesarla que la amaba
Sumida en la contemplación de su penetrante luz
sin conceder al silencio la acción de interrumpir
se imagino que venía a descifrarla el enigma esbozado en los días de la vida
en que parte del escrito de una partichela pactaban la paz, los vocablos, las razas.
De sus finos labios busco salida un susurro sin querer:
 " Ignoro por cual sendero desciendes, ni de que sueño procedes
   pero si te diré, pues precisas saber, que debes huir de este mundo cruel, cuanto antes
   donde usurpadores y tiranos sin dar la cara, a los sueños encarcelan
   y a los trinos de las onoretas enmudecen y matan. "
Y cual si la hubiera escuchado, emitiendo un bello resplandor
ondulo su vuelo acariciando el manto negro del cielo nocturno
regresando al lugar de donde partió, al lugar que le corresponde
alejandose sin decir adios, por la humanidad llorando
Pasando su mano por el cabello sintió como la rendía el cansancio
emprendiendo el camino hacia el sueño y soñando soñó
que los hombres al fin habían aprendido a respetarse
a convivir en paz, a entre ellos lealtad guardarse
a darse cuenta que la tierra era de todos y no pertenecía a nadie
que las lagrimas solo deben ser derramadas por felicidad
que el destino para que se cumpla hay que estar a la hora en la estación
que los años oscuros no perdían la esperanza de pronto saltar a la luz
que locura no es hablar solo, si no a si mismo contestarse
que hay que apostar todo por amor, y que no existe mayor tesoro
que ver y oír a los niños junto a los abuelos, en las dehesas jugar, reír, mimarse

Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna.

Safe Creative #1408071723788