poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : Amita y la Navidad ozna-ozna

domingo, 7 de diciembre de 2014

Amita y la Navidad ozna-ozna

Amita asomada a la ventana miraba a lo lejos, tratando de convencerse que estaba a punto de arribar la Navidad, que nuevamente regresaría un año más para relatar la historia de los sentimientos que moran en el corazón.
Y mientras el dorado cabello del sol se desparramaba dulcemente sobre el azul nítido del cielo, haciéndola sentir la sensación que a pesar a veces de su alma ser huéspedes la soledad y el frío, era preciso seguir soñando con el paraíso, seguir anhelando que algún día llegará la inspiración y la hiciera escribir la más bella partitura, con sus bemoles, becuadros y sostenidos.
Sus fosas nasales iban aspirando la libertad del viento, que olvidándose de todo, la acariciaba el rostro incitándola al amor. Deseando ponerle versos a aquel instante donde entre los dos surgía tan intima complicidad y camaradería.
Alejándose de la ventana con una leve sonrisa surgida en los labios al ver como unos niños jugaban con la nieve sin que ninguna fuerza tuviera poder para obligarlos a acallar su verdad, su sonido,  se dirigió hacia la maquina de escribir, empezando sus dedos delgados a golpetear las teclas sin pedirlas perdón, dejando letras en el papel escritas cual ramas agitadas por la melancolía que dejan las partidas.
Cual mariposas de color queriendo aprender pronto a respirar, para ser alumnas de la luna y las enseñe como entre sus alas vestir de fiesta un rayo de luz, que cure la intolerancia, el rencor, el desamor y la envidia.
En el salón, el reloj de cuco cumpliendo con su ritual iba cantando las siete, dibujando en las paredes acuarelas diferentes, que echaban a suertes cual de ellas llegaba primero a habitar en su corazón
Restregando los ojos que les costaba habituarse a la oscuridad, se incorporó y fue a la cocina a buscar una taza de café humeante, y revolviendo el azúcar con la cucharilla dejo vagar distraída su mirada por la habitación, sin darse cuenta que la casa se iba llenando poquitin a poquitin de melodías, sonrisas, piñas doradas, muñecos de nieve, campanitas plateadas. guirnaldas de algodón
Sonidos de cuerda que dan vida a soldaditos de plomo, princesas de cuento, a perrinos moviendo la cola, a gatinos sacando la lengua, dando saltos repetidos sin ninguna organización.
De rostros que dejaron en un cajón guardadas las caretas severas, gélidas y de confusión.
De perfume dulzón a mazapán, a pastelitos de miel, a mantecados de anís. De la bonanza del papel pinocho, dorado, plateado y rojo. De calendarios de adviento, de cartulinas calzadas con zapatillas.
Mientras el sol, desconocedor de lo que en aquella casa acontecía, iba salpicando con su calidez, dando los buenos días, la Navidad con su carita pecosa iba deshaciendo la maleta, sacando de ella para que no se arrugaran, estrellitas de distinto tamaño y formas,sobre ellas esparcida la purpurina de oro de la fantasía.
Todos los colores del arco iris cantando a coro un villancico, palabras ataviadas de ternura tarareando bajito del te quiero sus silabas.
Gentiles sombreros que para saludar se inclinan evitando que unos de otros para vivir tanto se alejen, sin taquigrafiar en el sobre remitente ni dirección.
Rojos labios que otorgan besos que levantan castigos, que no saben de penas de quereres ausentes, de desafortunados amores que dejan a las rosas exentas de caricias
Velas que en todos los espejos reflejan su llama encendida dando a la Navidad la mano, paseando por los adornos del árbol, por la decoración navideña del jardín, acompañadas de Amita que no sabe en que minuto se transformo la casa en el escenario perfecto para festejar su acogida.


Infinitas gracias querid@s amig@s por vuestro respeto y cariño
ozna-ozna.

Safe Creative #1412072701546