poemas de amor body{ cursor:url(http://cuw.iespana.es/archivos/amor07.ani);} poemas de amor ozna-ozna : El reloj soñador ozna-ozna

jueves, 31 de diciembre de 2015

El reloj soñador ozna-ozna

Las saetillas del reloj correteaban y saltaban por el disco, sin detenerse para preguntarse quienes eran , que habían ido hacer allí ellas.
Y según avanzaban como extraños duendes movidas por una fuerza que bajo ningún concepto quería que se pararan, más fantaseaban que hilvanadas de prosas estaban, que eran libres como gorriones que iban de un lado a otro sin a ningún sentimiento rendir cuentas, que eran insectos que al respirar, oro, seda y polen esparcen con sus alas por la piel del amanecer que de nacer no se arrepiente
Que formaban parte de un sueño esperando que un lapicero lo escribiera con ganas de el hablar
De un lenguaje imprevisible y enigmático del destino multicolor, en el cual eran ellas las protagonistas con el peso de sus recuerdos que no dejan atrás, y aún así sin nunca perder la sonrisa y la fe en el azar.
Que eran restauradoras con un único objetivo, rostros y nombres salvaguardar. De frases terminadas e inconclusas que al ser tan frágiles se deterioran y su significado se pierde por culpa de la rutina, del paso nocivo de la mala suerte que sin pedir permiso llevan detrás.
De vez en cuando se detenían y como obedeciendo a un ritual, observaban los dígitos tratando de entender que querían explicar de su péndulo intelectual al ventanal de aquel cuarto pequeño, que no se perdía nunca los episodios del sol, las conferencias de la luna tratando de ahuyentar el odio y la maldad.
Para proseguir su marcha incansable cual alas de mariposa, las cuales revolotean por la esfera, cual regimiento de hormigas uniformadas escudriñándola con silencio transparente, con codificada complicidad con ansia de volver a casa y una y otra vez volver a amar
La calidez del sol del medio día traspaso el ventanal, poniendo todo su énfasis en bañar aquella resina que moldeaba cada uno de los romanos dígitos. Y estos cerrando los ojos aprovechando la cercanía de aquel momento entre ellos, le confesaron su secreto.
Y orgullosos empezaron a decirle que procedían del alma que con esfuerzo los hacia así mismo parirse, que eran libres y a ningún salón viejo o nuevo pertenecerán, y así por siempre su sentimiento expresarán. en cada tic tac las fronteras cruzarán, desobedecerán a quien no los deje bailar y soñar, Que seductores y apasionados al Amor besarán en la boca hasta quedar sin respirar.
Que unas veces son sosegados, otras embravecidos, encolerizados y rebeldes contra las miserias e injusticias, contra las marionetas movidas por poder y dinero, que ni tan siquiera se molestan en disimular como cubren de carroña la faz de la tierra, el corazón del mar.
Que son los únicos que poseen el don de librarse de la muerte, el salvoconducto que refiere en que punto comienza el Amor, en que señal de camino esta el olvido que se aparece sin piedad al presente para incomodar
Aquella noche fría y húmeda, el reloj soñador comenzó a dar las doce. con paso lento impulsado por la escenografía del tiempo, el único que sabe que no son materia, que a este mundo no pertenecen
Este mundo que lo han convertido entes en desarmonico, oscuro, inconstante, misterioso y débil
Y los dos siguieron sus caminos paralelos con andares diferentes.
En la estela del cielo comenzaron a danzar con gargantillas brillantes las estrellas que en el aire impregnaban de aroma a tertulias, afectos, camaradería, cigarro y café, con la intuición que una nueva brisa con aroma a montaña y mar todo iba a cambiar. Que dos manos asidas harían al llanto de un niño pobre emigrar, a la guerra mudar en paz.

Archivo:Nature Clock.gif

Vos deseo entrañables amig@s, feliz salida y entrada de año. Miles de besinos de esta astur que vos quiere un montonazu, que vos da miles de gracias por vuestra amistad, respeto y cariño y que os recuerda que PODEMOS. VAYA SI PODEMOS.
Julia Rubiera.
ozna- ozna.
Safe Creative #1601016156973